PRIMERAS VACACIONES SIN EL DUQUE DE EDIMBURGO

Balmoral: los secretos del refugio veraniego de la reina Isabel

En uno de los veranos más atípicos para la monarca todavía no se ha confirmado si viajará a Escocia, aunque se espera que Balmoral sea una vez más su refugio en estos momentos tan convulsos.

Reina Isabel
La reina Isabel en una imagen de archivo / Gtres

Este verano se presenta como uno de los más inciertos para la reina Isabel. El pasado mes de abril la monarca perdía a uno de sus mayores apoyos, sino el mayor de todos. El duque de Edimburgo fallecía poco después de regresar a Windsor tras una larga estancia en el hospital y cuando apenas le quedaban unas semanas para cumplir 100 años. Una triste noticia que, sumada a las circunstancias motivadas por la crisis sanitaria, han hecho que la reina Isabel tome la decisión de hacer del Castillo de Windsor su residencia permanente, con algunos traslados puntuales al Palacio de Buckingham.

Balmoral
La reina Isabel y el resto de la familia en una imagen de archivo en Balmoral / Gtres

Así las cosas, queda en el aire si la monarca tiene intención de mantener las tradiciones que han regido entre los Windsor desde tiempos inmemoriales, tales como viajar a Sandringham en Navidad o pasar el verano en Balmoral.

Todo apunta a que sí. Después de que hace unos días Isabel II reapareciera en la celebración de la Royal Ascot con una amplia sonrisa, la soberana ha dejado claras varias cosas. Por una parte, que la procesión va por dentro y, por otra, que su compromiso con la Corona sigue siendo firme y no tiene intención alguna por ahora de que cambie nada dentro de la estructura de “La Firma”. Esto significa que no habrá abdicación y que el príncipe Carlos tendrá que seguir esperando todavía, aunque sí que asumen, tanto él como Guillermo, cada vez más compromisos.

Reina Isabel
La monarca se siente muy cómoda en Escocia / Gtres

Con este escenario, parece que será pronto cuando la Reina deje el Castillo de Windsor y se traslade a la que, según algunas de sus nietas, es su residencia preferida: el Castillo de Balmoral. Una propiedad que en principio no era parte del patrimonio de la Casa Real, sino que el padre de la Reina le compró a su hermano las dos residencias cuando este abdicó para asegurarse de que continuaban en el patrimonio de la familia.

El Castillo fue adquirido en el año 1852 por el príncipe Alberto, marido de la reina Victoria, pero debido a las necesidades de espacio de la familia, se derribó el edificio original y se encargó un proyecto al arquitecto William Smith. Es una propiedad que, además, tiene un importante vínculo con la Casa Real de España, ya que fue allí donde nació la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII.

Reina Isabel
Guarda muchos recuerdos de la propiedad / Gtres

Según varios expertos, es Balmoral el lugar donde la Reina se encuentra mejor, aunque también ha vivido allí momentos difíciles, como conocer la noticia de la muerte de Diana de Gales.  “Balmoral es donde ella puede estar verdaderamente relajada, tranquila y a solas”, dijo la escritora Penny Junor al Sunday Telegraph en el año 2015. “La reina es, en el fondo, una mujer de campo. Le encanta el aire libre y la libertad, y eso es lo que Balmoral le da”, resaltó. En línea con estas declaraciones, el que fuera uno de sus chefs matizó que es habitual que la soberana incluso coma fruta en un tupper o que lave los platos cuando está allí.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias