Ha quedado en un susto

El accidente de Mette-Martit con el que termina en el hospital

La Princesa se ha roto el coxis esquiando, tal y como ha anunciado el diario noruego 'Se og Hor'. Sin embargo, el incidente ocurrió hace unos días y la royal ya se encuentra recuperándose.

  • LOOK

Una vez comienza la temporada de invierno y empiezan a caer las primeras nevadas, los royals hacen la maleta y se disponen a ir a destinos donde pueden demostrar sus habilidades en la nieve. Concretamente, el esquí es uno de los deportes que más practican, y sino que se lo digan a Mette-Marit, una apasionada de esta modalidad. Pese a la situación actual marcada por el coronavirus que ha limitado los movimientos para poder practicar este demandado deporte, la familia Real noruega está de suerte porque pueden hacer uso de sus pistas de esquí dentro de su territorio.

Desafortunadamente, la Princesa ha sufrido un accidente  en la pista de Uvdal -una de las mejores del país y que se encuentra relativamente cerca del apalcio real de Oslo-que le ha llevado al hospital donde ha tenido que ser atendida de urgencia. Pese a que es toda una experta en este deporte, no ha podido evitar la dolora caída que le ha provocado una rotura de coxis.

El príncipe Hakkon y la princesa Mette-Marit en la nieve./Gtres
El príncipe Hakkon y la princesa Mette-Marit en la nieve./Gtres

Este accidente ocurrió antes de las navidades, tal y como ha apuntado el diario noruego ‘Se og Hor’. La caída tuvo lugar el pasado 21 de diciembre cuando Mette-Marit y su hija, la princesa Ingrid-Alexandra de Noruega se disponían a bajar del telesilla, con tan mala fortuna de que los esquís de ambas se quedaron enganchados  y la princesa perdió el equilibrio antes de caer al suelo.

Un incidente que provocó que Mette-Marit pasara una noche en el hospital para poder recuperarse cuanto antes y pasar las Navidades de una manera más tranquila, junto a su familia. Si bien los Hakkon tenían previsto retomar su escapada a la nieve, tomaron la decisión de cambiar el itinerario por otro más tranquilo para que la Princesa pudeira recuperarse de la lesión. De manera que, optaron por su casa de campo de Skagun -muy cerca de Oslo- en la que la familia suele pasar estas especiales fechas.

La princesa Mette-Marit en una imagen de archivo./Gtres
La princesa Mette-Marit en una imagen de archivo./Gtres

El accidente ha salido a la luz unos días después de que Mette-Marit hiciera un comentario sobre la muerte de Ari Behn -que se ha cumplido este mes de diciembre el primer aniversario-, que marcó las navidades pasadas de la Familia Real noruega. Ha sido un año complicado, un 2020 que la Princesa quiso cerrar concedienco una entrevista al medio ‘NRK’, un acto de lo más llamativo por su parte, ya que su agenda ha tenido que ser reducida debido a que padece una enfermedad crónica pulmonar que fue diagnosticada en 2018, y que le hace ser una persona de riesgo en estos momentos debido a la Covid-19. En dicho evento, la cuñada de Ari Behn solo tuvo palabras de cariño para el escritor. «Era una persona a la que yo quería mucho, mucho», dijo por aquel entonces. Unas palabras que llegan justo un año después de que todo sucediera. «Creo que todavía es difícil hablar sobre ello. Luchó de la forma que quiso, y finalmente optó por terminar con su vida. Es muy duro», añadió.

La princesa Mette-Marit en una imagen de archivo./Gtres
La princesa Mette-Marit en una imagen de archivo./Gtres

Por el momento, se desconoce el estado actual de la Princesa, ya que no se ha emitido un comunicado al respecto y tampoco ha publicado nada en sus redes sociales. Pues si  hace unos meses era más activas en su cuenta de Instagram, en los últimos tiempos ha optado por la discrección y se mantiene alejada y ajena a la red. Lo último que se sabe de ella oficialmente fue el posado que hizo junto a su familia el pasado 21 de diciembre donde lucen de lo más elegantes.

 

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias