Dolido y cansado

Los Rosales, la otra ‘familia’ de Kiko Rivera en su peor momento

El DJ está atravesando uno de los peores momentos de su vida tras el distanciamiento de su madre, Isabel Pantoja.

Ver vídeo

Kiko Rivera ha tocado fondo. Lo que parecía impensable ha sucedido. Desde hace más de medio año, el DJ y su madre, Isabel Pantoja se han distanciado y se encuentran en una brutal guerra mediática. Mientras el cantante ha hecho varias declaraciones sobre los motivos por los que ha roto su relación con su progenitora, Isabel ha optado por el más absoluto silencio. El origen de este mal rollo que se ha creado entre madre e hijo se produjo durante una entrevista que concedió el intérprete de ‘Cicatriz’ en ‘Sábado Deluxe’ en el mes de noviembre.

Isabel Pantoja, Kiko Rivera e Isa Pantoja en una imagen de archivo./Gtres
Isabel Pantoja, Kiko Rivera e Isa Pantoja en una imagen de archivo./Gtres

Durante la conversación con Jorge Javier Vázquez, Kiko confesó que no estaba atravesando su mejor momento y que padecía depresión. En ese momento, Isabel entró en directo a través de una llamada que fue el detonante de su relación. “¿De qué estás triste tú? ¿Por qué no hay trabajo? A ti no te va a faltar un plato de lentejas”, dijo la artista. Palabras que no sentaron nada bien al hijo menor de Paquirri. “Me duele que me digas eso. No comparo mis sentimientos con nada, pero simplemente he contado cómo me siento. No puedo fingir estar bien. Si he provocado un daño, lo siento. Necesito abrazos y besos, no que no tengo derecho a estar así”, contestó Kiko.

Irene Rosales y Kiko Rivera en una imagen de archivo./Gtres
Irene Rosales y Kiko Rivera en una imagen de archivo./Gtres

Semanas más tarde saltaba la bomba: Kiko Rivera volvía a los platós de televisión. Lo hizo en el especial ‘Cantora: la herencia envenenada’, donde reveló que su madre le había “mentido y engañado”, pues los famosos trastos de torear de su padre seguían -Isabel dijo hace años que fueron robados- en Cantora, tal y como pudo ver el mismo aquel mes de agosto de 2019. Motivo por el cual tuvo un acercamiento con sus hermanos, Francisco y Cayetano Rivera. A partir de ahí, Kiko se apoyó en su pilar fundamental: su mujer, Irene Rosales y la familia de esta. De hecho, la colaboradora de ‘Viva la vida’ reveló en el citado formato que su marido tiene una excelente relación con su familia, y que le da pena que no tenga con su entorno la misma sintonía que ella tiene con sus hermanos.

Irene Rosales y Kiko Rivera en una imagen de archivo./Gtres
Irene Rosales y Kiko Rivera en una imagen de archivo./Gtres

Irene Rosales confesó a este digital en el mes de enero que: «Mi casa siempre ha sido donde nos hemos encontrado, es una casa más familiar». Es necesario recordar, que Kiko Rivera estaba muy unido a su suegra, Mayte Vázquez, quien falleció el 6 de febrero de 2019. De hecho, a través de sus redes sociales le he homenajeado en varias ocasiones, dejando claro el gran aprecio que siempre le ha tenido. Kiko Rivera, también ha dejado constancia que para él su suegro, era una pieza fundamental en su vida. Sin embargo, el 20 de noviembre murió como consecuencia del tumor cerebral que padecía. Un duro mazazo tanto para Irene como para Kiko.

Por otro lado, su hermana, Isa Pantoja se encuentra ajena a todo lo que sucede, tal y como ha revelado el propio Kiko Rivera en alguna ocasión. La benjamina de la familia no ha querido tomar partido en esta guerra familiar, aunque sigue manteniendo contacto con su hermano. El pasado mes de mayo, el intérprete de ‘Así soy yo’ explicó que: A mi hermana la puedo entender, y ayer estuve hablando con ella y he ido hablando con ella estas semanas”.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias