Muy tocada

EXCLUSIVA. Marta Riesco, obligada a pedirse la baja: «No estoy bien»

Ver vídeo

Marta Riesco no puede más. La periodista está atravesando uno de sus momentos personales más duros a raíz de todas las polémicas derivadas de su romance con Antonio David Flores. Tal es la gravedad de la situación que no ha dudado en visitar una clínica de salud mental de Madrid, algo que deja muy claro que no lo está pasando bien. Look ha conseguido en exclusiva el testimonio más esperado, que no es el otro que el de la protagonista indiscutible del momento.

Nada más descolgar el teléfono se escucha a una Marta Riesco visiblemente afectada, está superada por la situación. De primeras prefiere no conceder declaraciones pero conforme avanza la conversación termina por estallar. «No estoy bien», confiesa. La reportera está muy dolida por el trato que algunos medios de comunicación le están dando en las últimas semanas y no duda en sincerarse con este digital: «Veo que en la tele se siguen cebándose y riéndose…», se queja.

Marta Riesco, saliendo de una comida familiar. / Gtres
Marta Riesco, pensativa. / Gtres

Su estado anímico está lejos de ser el idóneo y eso fue lo que hizo acudir el pasado miércoles por la noche a las instalaciones de la clínica López Ibor, uno de los hospitales psiquiátricos con mayor prestigio de la capital. Acudió junto a su madre, quien se ha convertido en uno de los grandes apoyos en este momento, según informó ABC. Marta nos confirma esa visita y desvela que el motivo es «el acoso al que me estoy viendo sometida desde hace 15 días. El acoso y derribo», repite.

No pierde la oportunidad de hacer una petición: «Me gustaría que denunciaríais públicamente el acoso y derribo desde el día que dije que dije que estaba enamorada de Antonio David Flores, todo lo que se me ha hecho hasta el día de hoy». Además, plantea una reflexión en forma de pregunta que acaba con una confesión: «¿Qué puede hacer a una chica como yo, que estaba feliz hace 15 días, diciendo que estaba enamorada, para tener que estar sin ir a trabajar. Os pido que os plantéis todo lo que se ha dicho de mí», recalca, antes de confesar que ha tenido que solicitar la baja: «Si, he parado», sentencia.

Marta Riesco en 'El Programa de Ana Rosa' / Telecinco
Marta Riesco en ‘El Programa de Ana Rosa’ / Telecinco

Las últimas horas han sido durísimas para Marta Riesco. La semana comenzó con un agrio enfrentamiento en directo con Anabel Pantoja, después de que la sobrina de la tonadillera sacara a relucir la noche de pasión que la periodista habría vivido con una chica en Cantora durante la Navidad de 2019. Ambas se enzarzaron en una discusión que terminó con la periodista anunciando que iba a llevar a los juzgados a la colaboradora: «Ella sabe lo que ha dicho y lo que tiene que hacer. Según me cuentan los abogados me dicen que sí tiene que tener miedo, va a tener que dar muchas explicaciones a la justicia. Ella se cree que hace gracia. Voy por lo civil y por lo penal contra Anabel Pantoja. Yo sí creo en la Justicia», argumentaba. Pero Anabel le plantó cara y no se arrugó: «Tú llévame donde quieras, pero acuérdate de la noche del 31 de diciembre». Riesco dinamitó el momento al decirle que «tú al banquillo como tu tía», provocando un tenso enfrentamiento.

Otro episodio desagradable se vivió en Sálvame con la llamada de la progenitora de Marta Riesco, quien reconoció a Kiko Hernández que no le gustaba Antonio David Flores como yerno. El presentador abordó a la joven por los pasillos de Telecinco cuando iba a hacerse un test de antígenos pero no obtuvo respuesta alguna. Y es que Riesco ha tomado la decisión de no hablar de su vida privada en los programas de Telecinco en los que se desenvuelve profesionalmente. Ya dijo todo lo que tenía que decir y no va a pronunciarse sobre las últimas informaciones vertidas en las que se asegura que Olga Moreno y el exmarido de Rocío Carrasco no se van a divorciar.

Marta Riesco, este pasado miércoles en 'Ya son las ocho' / Mediaset
Marta Riesco, este pasado miércoles en ‘Ya son las ocho’ / Mediaset

Pero aún hay más. Hace unos días, el paparazzi Diego Arrabal estaba en disposición de anunciar que Marta Riesco y Antonio David Flores habían roto. Asimismo, dijo que le constaba que El Programa de Ana Rosa le había despedido, basándose en la ausencia de la comunicadora en su puesto de trabajo el miércoles. Una información dura que originó que su compañero Joaquín Prat sacara la cara para dar explicaciones por ella: ««Por cierto, dice Diego Arrabal que Marta ha sido expulsada de este programa, nada más lejos de la realidad. Marta Riesco está de día libre y mañana cuando vuelva estará trabajando en este programa». Finalmente no ha sido así puesto que lo duro de las circunstancias que vive le ha hecho sentirse indispuesta para desempeñarse en su puesto de trabajo. Ha tocado fondo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias