Las maniobras de Isabel Pantoja

No se cumplió la voluntad de Paquirri

Se revelan nuevos y sorprendentes datos sobre la herencia de Paquirri que ponen entre la espada y la pared a Isabel Pantoja.

  • LOOK

«Te has vendido como la mejor madre del mundo y mamá, perdóname pero no lo eres». Con estas explosivas palabras, Kiko Rivera ha dinamitado la relación con su madre. Toda la crónica social permanece en shock después de la contundente entrevista que le ha concedido a Mila Ximénez en ‘Lecturas’ ante el estallido de un conflicto que nunca nadie habría imaginado posible. Los colaboradores de ‘El Programa de Ana Rosa’ han analizado minuciosamente cada declaración de un Kiko tremendamente dolido con su progenitora por diferentes motivos. La mesa de debate trataba de explicar el origen de este enfrentamiento, que pasa por temas económicos pero también por el trato que Isabel Pantoja le ha dispensado a su hijo, lejos del que él querría. Son varias las razones de la disputa y solo una cosa probada: el vaso se ha desbordado.

Kiko Rivera
Kiko Rivera estalla contra su madre / Instagram

Uno de los asuntos más polémicos es el de Cantora. Kiko asegura que no lo firmó a sabiendas sino que hizo caso a lo que le dijo su madre. Va más allá el sevillano al asegurar que en la herencia se estipula que el 100% de Cantora era para él, que su padre se lo había dejado él, correspondiéndole a Pantoja solo el usufructo.» ¡Esa casa era mía!», dice indignado Kiko en la revista.

La periodista Sandra Aladro ha arrojado más luz al asegurar que no se cumplió la voluntad de Paquirri. En el testamento que firma el día de su boda con Isabel Pantoja, 30 de abril de 1983, se especifica que los hijos del torero serían sus herederos universales. Si bien en ese momento solo existen Francisco Rivera y Cayetano Rivera, él incluye por escrito a los que pudiera tener con la tonadillera. Es ahí donde entra en juego Kiko Rivera. Una herencia, albaceas, menores de edad y un largo proceso para repartir el testamento. Durante tres años, Pantoja se niega a llegar a un acuerdo y en este tiempo se pierde mucho dinero destinado a hipotecas y bienes materiales que mantener. Cuando se cumplen tres años, consigue algo muy beneficioso para ella.

El nacimiento de su hijo Kiko fue uno de los momentos más felices de su vida/Gtres
Paquirri e Isabel Pantoja, el día que nació Kiko Rivera /Gtres

El movimiento clave de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja encontró la manera legal de convertirse en propietaria de uno de sus bienes aunque ella no fuera la heredera legítima. ¿Cómo lo hizo? Canjeando el usufructo por la propiedad de la mitad de la finca Cantora con la aprobación de todas las partes. «Pantoja da un plazo de tres años para que se pongan de acuerdo las partes y durante estos años Isabel se niega a llegar a un acuerdo, lo dilata y se pierde muchísimo dinero con esa demora. Esta tasado el dinero que se pierde, Kiko lo podrá comprobar. Cuando se cumplen los tres años Isabel consigue algo que la ley ampara, pero que no estaba previsto en la voluntad de Paquirri. Pantoja conmuta su usufructo por un bien y consigue que las partes estén de acuerdo en valorar cuanto vale esa parte del usufructo». Esto se valora en 34 millones de pesetas para así «conmutarlo por la mitad de Cantora», explica la periodista.

Por último, Sandra Aladro ha querido mandarle un mensaje a Kiko Rivera, animándole «a investigar todo lo que no está en el testamento. Ahí avanzará más cosas». Antonio Rossi se preguntaba si eso existía todavía, a lo que la colaboradora respondía que es el propio Kiko quien debe investigarlo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias