Al lado de su mujer

Kiko Rivera paraliza su vida para estar al lado de su mujer

Ante los trágicos acontecimientos familiares, Kiko Rivera ha decidido poner en pausa toda su vida para apoyar a su mujer, Irene Rosales

Kiko Rivera
Kiko Rivera está volcado en su familia / Gtres
  • LOOK

El fallecimiento de la madre de Irene Rosales se ha convertido en una tristísima noticia para sus familiares y amigos, que desde este jueves hacen piña para pasar juntos este momento tan complicado. Uno de los grandes pilares de la familia en estos momentos es Kiko Rivera, el marido de Irene, que no se ha separado de su lado en ningún momento, convirtiéndose en su mejor apoyo.

Kiko Rivera, Irene Rosales
Irene Rosales y Kiko Rivera saliendo del tanatorio de Sevilla / Gtres

El hijo de Isabel Pantoja no es lo ha pensado dos veces y ha paralizado toda su vida para estar al lado de la mujer que ama. La muerte de su suegra ha llegado en la que debería haber sido una semana muy emocionante para él y que ha pasado a tener cero importancia dada la situación actual. Por eso, para estar con su familia, el dj no es lo ha pensado dos veces y ha decidido dejar de lado todos sus compromisos profesionales para centrarse en lo más importante, llegando al punto de ceder el control de sus redes sociales a una tercera persona y enfocarse así en lo importante.

«Debido a los acontecimientos ocurridos seré yo, el community manager de Kiko Rivera, quien maneje sus redes sociales durante los próximos días», se puede leer en el último post que se ha publicado en el Instagram del autor de ‘Así soy yo’. Desde hacía varios días, estaba previsto que Kiko presentara con un directo en su cuenta de Instagram su nuevo tema, ‘Tubo de escape’, una promoción que ha seguido su curso por exigencias profesionales, pero sin su presencia, siendo su community manager el que se está encargando de todo.

Kiko Rivera, Irene Rosales
Kiko Rivera se ha convertido en el mejor apoyo de Irene Rosales tras el fallecimiento de su madre, Mayte Vázquez / Gtres

Esto no es lo único que Rivera ha aparcado. Este domingo 9 de febrero el músico cumple 35 años y tenía pensado celebrarlo por todo lo alto con una gran fiesta en la que iba a estar rodeado de su familia y sus mejores amigos. Como es obvio, la fiesta se ha cancelado. Ningún miembro de la familia tiene ganas de celebrar nada, aunque sea el cumpleaños de Kiko. La fiesta tendrá que esperar y, si bien es probable que este domingo el empresario reciba muchas felicitaciones, abrazos y besos, en su mente estará su suegra, cuya ausencia se hará aún más notable durante esa jornada.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias