Giro de 180 grados

Así ha cambiado la vida de Tamara Falcó este año

La hija de Isabel Preysler ha vivido su año más difícil tras perder a tres personas muy importanetes para ella; su padre, a su cuñado y a su tío.

  • LOOK

El 28 de noviembre de 2019, Tamara Falcó se convirtió en ganadora de MasterChef Celebrity 4. Desde esa fecha, la hija de Isabel Preysler vivió un cambio de 180 grados en su vida. Empezó con un espectacular cambio de look, dejando atrás su melena larga para lucir una mucho más moderna y glamurosa: un bob long. Empezó a estar más presente en redes sociales, lo que hizo que sus seguidores aumentasen hasta llegar al cerca del millón. Su personalidad y espontaneidad fueron las claves para llegar a donde está ahora mismo, pues se encuentra en una gran etapa profesional y personal, pese a que este año se puede decir que ha sido el más difícil de su vida.

El pasado 20 de marzo, al inicio de la pandemia causada por el coronavirus, su padre, Carlos Falcó, fallecía como consecuencia de esta citada enfermedad. Sin embargo, no ha sido la única pérdida que ha tenido la marquesa de Griñón este año. De manera repentina, Jaime Carvajal, marido de su hermana Xandra Falcó fallecía en el mes de septiembre tras sufrir un paro cardíaco.

Tamara Falcó en una imagen de archivo./Gtres
Tamara Falcó en una imagen de archivo./Gtres

La pesadilla para Tamara Falcó continó hasta el mes de octubre. El 23 de ese mismo mes, fallecía su tío, Fernando Falcó -hermano de su padre- y marqués de Cubas. Lo hacía tras estar varios días ingresado de gravedad en el hospital. De esta manera, el 2020 se ha convertido en el año más complicado para la hija de Isabel Preysler, ya que durante el tanatorio y los funerales han tenido que estar marcados por las restricciones sanitarias causadas por el coronavirus. Por lo tanto, los entierros tuvieron que ser celebrados en la más estricta intimidad y con las personas más cercanas a la familia.

Tamara Falcó en una imagen de archivo./Gtres
Tamara Falcó en una imagen de archivo./Gtres

A principios del mes de diciembre, Tamara Falcó cumplía una de las últimas voluntades de su padre, y se convertía en marquesa de Griñón, título que regentaba él en vida y que dejó escrito en el testamento para que llevara su hija. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ordenó expedir la Real Carta de Sucesión por la que la hija de Carlos Falcó recibió formalmente dicho título nobiliario, ocho meses después de la muerte de su progenitor. Un título que le ha hecho enorme ilusión para seguir con el legado de su padre.

Tamara Falcó en una imagen de archivo./Gtres
Tamara Falcó en una imagen de archivo./Gtres

Este 2020 también le ha dado a Tamara Falcó mucho trabajo. Entre colaborciones, anuncios de publicidad y su nueva participación en ‘El hormiguero 2.0’ -programa presentado por Pablo Motos-, se puede decir que ha sido un año de lo más movidito para la marquesa de Griñón. Pero eso no es todo, porque además, ¡ha encontrado el amor!

Hace unos meses, la revista ‘¡Hola!’ sacaba en exclusiva las primeras imágenes de la pareja del momento. Tamara Falcó e Íñigo Onieva son pareja y no han dejado de hacer planes desde que su romance salió a la luz. Pese a la repercusión mediática que eso conlleva, el ingeniero se ha mantenido cauto y al margen, dejando claro que no quiere ser el centro del foco mediático. Se les ha podido ver de cena con amigos, incluso saltándose el toque de queda, hecho por el que Tamara ha tenido que pedir perdón públicamente. Hace unas semanas, la pareja disfrutaba de los paisajes de Ronda -Málaga- y de la compañía de unos amigos. Fue su primera estampa juntos y la compartieron a través de las redes sociales. Aunque no se han pronunciado al respecto, la hija de Carlos Falcó sí ha llegado a decir que «están muy bien» mientras era preguntada por su nuevo amor. No cabe duda, de que este año ha sido el año más agridulce para la marquesa de Griñón.

 

 

Lo último en Famosos

Últimas noticias