El blog de Paloma García-Pelayo

La última imputación penal de Isabel Pantoja podría implicar a su hermano Agustín

Este martes cumple años Kiko Rivera, pero en Cantora no están para fiestas. El cisma familiar que enfrenta al dj con su madre, Isabel Pantoja, ha anulado cualquier posibilidad de celebración. En casa, Isabel y Agustín están muy pendientes de los problemas económicos y de la causa penal que tiene actualmente abierta la cantante y que podría, según resuelva la Audiencia Provincial de Málaga, implicar posteriormente a su hermano menor.

La última querella a la que se enfrenta Isabel Pantoja tiene a su hermano Agustín, siempre preocupado por ella, doblemente atribulado: ¿Pueden declararlo a él responsable? Fue él quien actuó en nombre de su hermana en la venta de “Mi Gitana”, la casa que la cantante compartió con el exalcalde Julián Muñoz. Una vivienda tan polémica en su adquisición en 2004 como en su venta en 2015, cuando Isabel ya cumplía condena de 2 años por blanqueo de capitales. Fue precisamente la venta del famoso chalé, cercano a Puerto Banús, la que originó la querella interpuesta por la constructora Hormofer s.l. por una deuda, embargada a un acreedor de Pantoja y que ascendía a unos 100.000 euros, que quedó sin saldar debidamente. El que cerró la operación, según fuentes del caso, fue Agustín. Él también fue quien firmó en la notaria marbellí donde se escrituró la transacción que ha terminado en los juzgados. El titular de Primera Instancia número 3 de Marbella dictó en julio pasado auto de transformación de procedimiento abreviado contra Panriver 56, Isabel Pantoja, como administradora de la mencionada sociedad y contra otra constructora implicada, Codabe. Investigados por 4 presuntos delitos: alzamiento de bienes, apropiación indebida, insolvencia punible y estafa. Ambos han recurrido ante la Audiencia Provincial de Málaga y según fuentes cercanas al procedimiento, “como se ha negado el conocimiento de los hechos por parte de la poderdante (Isabel Pantoja) será su apoderado, su hermano Agustín quien tendrá que declarar si la Audiencia estima el recurso de Isabel”. La artista alega que ella “no participó” y que ni siquiera era “consciente”. Estaba en la cárcel -cierto- y no estuvo ni en la venta ni en la firma. “Si no es ella, será el hermano el responsable. Él actuó como brazo ejecutor. Tendrá que declarar”, me confirma la parte querellante. El alto tribunal malagueño aún no ha resuelto y parece que la demora se prolongará por retrasos acumulados.

Isabel Pantoja
Agustín Pantoja podría tener que declarar ante el juez / Gtres

La confianza de Pantoja en su hermano Agustín era tal que poco antes de ingresar en la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla), el 27 de octubre de 2014 le otorgaba poderes generales en una notaría de Jerez para que actuase en su nombre y representación en todos los ámbitos y sentidos; lo que algunos llaman “poderes de ruina”. El documento incluía, además, la previsión de incapacidad sobrevenida de la poderdante (Isabel Pantoja). 25 días después la imagen de la artista sevillana entrando en prisión, acompañada por 2 funcionarias, abrió todos los informativos. Al año siguiente, un notario acudió a prisión para que Pantoja otorgara otro poder más a Agustín: el que le permitía actuar en su nombre como administradora de Panriver56, sociedad con la que solía operar la artista y propietaria de “Mi Gitana”. Él se encargaría de su venta.

Algunos entienden que Isabel compensa con su confianza ciega la entrega de su hermano a la familia, por quien algunos dicen dejó su carrera. Otros, sin embargo, aseguran que Agustín cantó hasta que el público quiso. Tuvo su buen momento en España, luego en México, pero después se retiró. Sea como fuere, la unión de los hermanos es especial. Kiko Rivera ha declarado que siempre fue su referencia, su figura paterna. El cisma familiar que enfrenta a la artista con su hijo incluye también a su tío Agustín. Retirado de la escena desde su último disco editado en 1997, saltó de nuevo a las primeras páginas de actualidad cuando apareció junto a su hermana Isabel en cada una de las entradas y salidas de la famosa cantante de la prisión donde cumplió condena entre noviembre de 2014 y octubre de 2016. Este pasado 2020, la Audiencia Provincial de Madrid dictaminaba la relevancia pública de la persona de Agustín por ser hermano de una artista tan famosa como Isabel Pantoja. El otrora cantante pretendió reclamar derecho a la intimidad por aparecer en los medios pese que se hubiese retirado de la escena más de 2 décadas atrás.

Isabel Pantoja otorgó poderes a su hermano Agustín, su persona de confianza / Gtres

Agustín Pantoja siguió muy pronto los pasos de su hermana Maribel en la música. Su herencia artística, su voz y su atractivo físico le granjearon muy pronto el éxito. Debutó en 1985, 2 años después de que su hermana publicara su primer álbum pop ‘Cambiar por ti’, de Paco Cepero. Fue en Sevilla, junto a Bertín Osborne y Romero San Juan en el estadio sevillista Sánchez Pizjuan. Cepero también compuso para él “Piel Canela”, “Príncipe Azul “y “Amores normales”. Compartió escenario con Maribel, como llaman en casa a Isabel, y grabaron juntos ‘Tú serás mi Navidad’, escrita por Juan Gabriel, buen amigo de ambos. Se unió mucho a su hermana cuando la artista enviudó de Francisco Rivera Paquirri en 1984. Inolvidables la fotografías en las que aparece junto a una abatida Isabel en el entierro del diestro. Años después, aquellas y otras imágenes se convirtieron en prueba irrefutable de cómo la cantante dispuso de pertenencias del malogrado Paquirri sin respetar sus últimas voluntades, recogidas en el testamento firmado tan solo un año antes en Sevilla. La propia Teresa Rivera confirmó en ‘La Herencia Envenenada’ cómo Isabel le dijo la misma noche que velaban a su hermano, que había decidido entregarle el reloj de Paco a Agustín. En varias instantáneas, se pudo ver como él lo lucía sin pudor alguno, antes del reparto legal, y con tres hijos que dejaba el diestro.

Agustín Pantoja
Agustín siempre ha estado al lado de Isabel, especialmente tras el fallecimiento de Paquirri / Gtres

Desde que regresará de México en la primavera del año 2003, donde trabajó junto a Juan Gabriel, fallecido en 2016, Agustín está al lado de su hermana, especialmente desde que ella rompiera su relación con Julián Muñoz. Se adoran. En lo bueno y en lo malo. Esta querella, aún pendiente de resolver y en la que no hay acusación firme contra la cantante, los vuelve a unir. En lo bueno y en lo malo.

Lo último en Famosos

Últimas noticias