Corazón

Las claves del romance que el cántabro quiere esconder

Ares Teixidó, un regalo envenenado para Bustamante

David Bustamante y Ares Teixidó
Ver Galería
David Bustamante y Ares Teixidó en un fotomontaje de LOOK
0 Comentar

Cuando David Bustamante pidió que le presentasen a la bellísima morena que se paseaba por el cóctel de la presentación de la nueva programación de Telemadrid con un mono rojo de infarto, no imaginaba, ni por lo más remoto, todo lo que el destino le tenía guardado. La noche del pasado 14 de septiembre cambió el rumbo de su complicada realidad de forma irremediable. Separado de hecho pero no de derecho, cansado de los ‘sí, pero no’ de Paula Echevarría y desesperado por la imagen pública que de él se ha proyectado, el cántabro vio en la belleza de Ares Teixidó un oasis en medio de su desierto existencial. Y se dejó llevar…

Su compromiso para con la televisión autonómica era muy sencillo. Ejercer de padrino del evento, imprimir su firma en el nuevo logo de la cadena y hacer una breve actuación para los invitados. Era temprano cuando David ya había cumplido con lo acordado. A escasos diez minutos de la sede de Telemadrid, su todavía mujer era la protagonista de un fiestón como pocos se recuerdan para conmemorar su 40 cumpleaños. Pero ellos ya habían decidido que no era día para dar la imagen de familia feliz que hace tiempo que no son, pese al cariño y la cordialidad con la que, admirablemente, han gestionado su distanciamiento. Así que Paula despachó la ausencia de su todavía marido con un “tiene un concierto privado” y David, por su parte, decidió disfrutar sin prisa del cóctel posterior al evento en el que se encontraba también Ares, la presentadora del concurso ‘Hazlo por mil’ a la que acababa de conocer.

David Bustamante
David Bustamante en la presentación de Telemadrid /Gtres

Testigos presenciales de la noche les vieron juntos en distintos momentos, solos y acompañados, si bien también confirman que abandonaron la fiesta por separado pasadas las doce. No obstante, una fuente cercana a los protagonistas asegura que, tras “el despiste”, se citaron en un segundo lugar donde alargaron la noche hasta las últimas consecuencias. El caso es que David y Ares, Ares y David, se gustaron lo suficiente como para continuar el contacto, los encuentros y las citas. Pocos eran entonces los conocedores del romance que se estaba fraguando en secreto. Algunos de ellos, cercanos al artista, inmensamente discretos dada la delicada situación familiar del cántabro, protagonista de un “cese temporal de la convivencia” que se encuentra en punto muerto desde el mes de enero. Otros, algo más imprudentes, como la propia catalana, que comentó en su círculo de conocidos que se había ligado a “alguien muy famoso” dejando boquiabiertos, y con la quiniela en la mano, a sus interlocutores. Pero nunca les resolvió el enigma. Todo eran mensajes en clave, como el que escribió en las redes sociales a los siete días de conocer a David: “Y, de repente, TÚ”.

Hoy, tras la confirmación de la relación en la revista LECTURAS, todos los mensajes cobran sentido para quiénes se preguntaban quién sería el famoso. Y es entonces cuando entienden qué pintaba Ares en el concierto del artista en Las Rozas el 23 de septiembre. Curiosamente, el primer concierto en Madrid al que no asistía Paula Echevarría… Un concierto que, según el portal ‘cotilleo.es’, continuó con una velada para dos en un discreto reservado de un local de copas. En esta vorágine de citas y planes secretos, Ares abandonó las casas de amigas y los hoteles en los que se alojaba durante sus estancias en la capital por razones de trabajo –su domicilio está en Barcelona, pero viaja todas las semanas a Madrid para grabar el concurso de Telemadrid que presenta- para alojarse en casa de Bustamante. Tanto es así, que el portero de la finca supo a la perfección que para entregar el ramo de rosas que llegaba a nombre de Ares Teixidó el pasado viernes tenía que pedir autorización al piso del señor Bustamante, tal y como confirmó Jorge Javier Vázquez en Sálvame.

Durante la 080 Barcelona Fashion Week el pasado mes de junio / Gtres

Durante casi un mes, el romance se ha fraguado tras los discretos muros del nuevo domicilio del cantante. Tras una de sus largas jornadas de grabación, Ares fue fotografiada comprando la cena para el artista y entrando en su casa, de la que no tiene llave. Al día siguiente, cerca del mediodía, abandonaba el domicilio con su maleta para poner rumbo a Barcelona, donde le aguardaba el estreno de una obra de teatro que estrenó el pasado jueves, ‘Ring ring’. Entonces, quedaban aún algunos días para que LECTURAS llegase al quiosco y convirtiese este secreto de dos en una de las noticias bomba del otoño. Noticia que el protagonista no ha tardado ni unas horas en desmentir a través de la revista ‘Mujer Hoy’. Su situación personal no le deja otra opción. Sigue casado, sin saber qué rumbo va a tomar su vida y con un precontrato de separación firmado hace tres años que complicaría todo aún más, según desveló hace unos meses la periodista Paloma Barrientos. Negarlo es su única salida pero, a menudo, la información se abre sola el camino allí donde las voces la niegan. El lunes, verán la luz nuevas fotografías que darán un paso más en un romance que, vista la reacción de su protagonista masculino, corre el riesgo de extinguirse tan rápido como ha surgido. El tiempo, como siempre, todo lo dirá.

Últimas noticias