Una gran despedida

Concha Velasco baja el telón: así ha sido su despedida de los escenarios

Ver vídeo

A lo largo de su vida Concha Velasco (81) ha vivido multitud de tardes cargadas de emoción, pero ninguna como la de este 21 de septiembre de 2021. Tras 66 años de carrera, la ‘chica yeyé’ se ha despedido de las tablas en una función que será recordada. No solo porque el teatro elegido para ello ha sido el Teatro Bretón de Logroño, donde reside parte de su familia, sino también porque la obra con la que pone punto final a su carrera teatral, La habitación de María, está firmada por su hijo Manuel Velasco.

Concha Velasco
La última actuación de Concha Velasco ha tenido lugar en Logroño / Gtres

Puntual, a las 19:30 horas de la tarde, el telón del emblemático escenario se corría hacia un lado para desvelar a Concha Velasco. La actriz, vestida con un pantalón beis, camisa y zapatillas deportivas, aparecía en solitario, como demanda la obra, y sentada en una silla de la que no se ha levantado hasta el final de la actuación, es decir, 70 minutos después, a las 20:40 horas.

Si estaba nerviosa solo lo sabía ella, pues en la hora larga que duró el monólogo no solo no titubeó ni una vez, sino que tampoco se permitió emocionarse pese a saber que era su gran despedida. La vallisoletana, tan profesional como siempre, interpretaba su papel con esa maestría que ya la convirtió hace años en una de las mejores actrices de la historia de España.

Concha Velasco
Finalizada la actuación, Concha Velasco ha recibido un gran ramo de flores de manos de su hijo Manuel / Gtres

El momento para los sentimientos comenzó justo después. En vez de cerrarse el telón, Concha Velasco, que está más delgada que hace unos meses, se levantó de su asiento y con la ayuda de un bastón se acercó a su último público para dedicarle unas palabras. Unos 35 minutos de confesiones en los que la actriz no solo reconoció que “dejar los escenarios es horroroso” y que ahora se irá a vivir con sus hijos, quienes le pidieron que se retirara, sino que también quiso lanzar un mensaje a la prensa, pidiendo que a partir de ahora todo lo que quieran saber de ella se lo pregunten a sus hijos.

Concha Velasco
Concha Velasco se ha despedido con mucha emoción de su último público / Gtres

Si bien Concha no llegó a llorar en ningún momento, sí que se emocionó, especialmente cuando recibió una condecoración de manos del productor Jesús Cimarro y un gran ramo de flores blancas que le entregaba su hijo Manuel. Pero también cuando el público se puso en pie para ovacionarla: “¡bravo, Concha!”, “¡Eres la mejor!”, se podía escuchar, a lo que la actriz respondía levantando los brazos y lanzando besos.

A pesar de que por la normativa Covid no estaba permitido permanecer en el teatro una vez finalizada la función, se notaba en el ambiente que los espectadores no querían irse. Obligados a ello, una decena de asistentes a La habitación de María se agolparon a las puertas del Teatro Bretón de Logroño para volver a homenajear a la actriz y darle todo su cariño.

Hoy estoy triste porque me ha dado mucha pena, pero contenta porque esto es lo que queríamos en Logroño, donde habéis visto cómo me quiere la gente. Con Jesús Cimarro, pobrecito mío, porque él es el gran perjudicado con esta retirada mía porque es una gira muy larga. Estoy especialmente triste porque es un texto muy bonito y es la última vez que lo hacemos”, decía Concha Velasco ya en la calle. Acompañada por su hijo Manuel, la intérprete no dejaba de escuchar vítores en su nombre y, aunque se notaba que estaba cansada, no dejó de sonreír en ningún momento.

Al poco, Look se ponía en contacto con Manuel Velasco, quien confirmaba a este medio la noche tan emocionante que han vivido. “Tenemos la piel de gallina”, reconocía el joven, que desvelaba que su madre “ha estado feliz con tanto calor” del público, que “se ha volcado”. “Creo que hemos tomado una sabia decisión y Logroño ha sido un sitio perfecto para hacerlo”, concluía.

 

Poco después, Manuel comentaba a los medios de comunicación que pese a que su madre no se subirá más a un teatro eso no significa que no vuelva a dejarse ver. “Siempre va a tener el gusanillo de volver al escenario, pero todo llega en la vida. Va a seguir haciendo alguna cosa en televisión, alguna entrevista, cuando le apetezca”. A sus 81 años, a Concha Velasco ahora le toca descansar y disfrutar de la familia y de la vida. “Ya le toca descanso y disfrutar de su nieto y de su perrita. Y de poder ir a ver teatro, porque mi madre la pobre casi no va a ver teatro y cine porque está siempre trabajando y ya le toca. Estoy muy orgulloso de la madre que tengo y de la familia que tengo. Ha sido un día precioso”, ha sentenciado.

Lo último en Famosos

Últimas noticias