trabajo

Los trucos para adelgazar mientras sigues teletrabajando

Los trucos para adelgazar mientras sigues teletrabajando
Los trucos para adelgazar mientras sigues teletrabajando

Una de las desventajas de seguir teletrabajando es que haces muchas horas y sales poco. Y esto hace que puedas verte inmersa en una especie de sedentarismo nada bueno. Mira estos trucos para adelgazar mientras sigues teletrabajando, y dejarás las visitas a la nevera desde hoy.

Combina este tipo de trabajo con las salidas al exterior si no el cuerpo y la mente tendrá consecuencias a diario.

Estira todos los días

Para no entrar en el sedentarismo que comentábamos, es necesario empezar el día con un poco de estiramiento. Esto hará que el cuerpo no adapte malas posturas  y el cuerpo esté algo más flexible a diario.

Sal a hacer ejercicio

Si la casa se te cae encima, debes parar, salir, andar, correr o bien hacer el ejercicio físico necesario para quemar todas aquellas horas sentadas y los picoteos que estás haciendo desde que tienes la oficina en casa.

Esto debe ser diario, o al menos cada dos días, y el ejercicio ha de ser variado. Mientras que puedes combinar las salidas con el deporte más pausado en casa.

Crear rutinas de alimentación

Sin la planificación no hay control y lo sabes. Porque si no estableces unas rutinas de alimentación, sabiendo que toca cada día de menú, entonces te pierdes y visitas la nevera más de lo necesario. Tienes la cocina a un paso y esto no es nada bueno.

Compra consciente

Ya no podrás comer mal si no tienes los alimentos menos sanos a tu alcance. Haz una lista de la compra consciente y así obtendrás aquellos alimentos más sanos y siempre podrás comer bien. No seas tan estricta, puede saltártela algún día.

Pásate a la técnica del batchcooking

Desde el centro Germaine de Capuccini Goya aconsejan aplicar esta técnica que consiste en cocinar las comidas durante el fin de semana y guardarlas en la nevera. Se conservarán sin problemas y solo tendrás que calentarlas en la pausa para comer.

Botella de agua en la mesa

Hay que hidratarse a diario para que el cuerpo pueda reponerse y eliminar líquidos. Así y con el fin de no levantarse para ir a la cocina cada vez (donde hay tentaciones) puedes dejar una botella de agua en la mesa de trabajo e ir dando sorbos. Es altamente saludable y tan fácil de hacer.

Con ello, además, estamos controlando nuestra hambre porque el agua nos llena y nos sacia, y tendremos menos ganas de comer algo que no sea saludable.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias