Oscar, maquillaje

Si te casas o si eres una de las invitadas de boda, el ‘no make up’ es lo más

La gala de los Oscar ha sido el escaparate para volver a esta tendencia que ya causó furor hace unos años

Ir ‘a cara lavada’ fue una de las tendencias que encandiló a las féminas hace unos años, aunque no tuvo continuidad en las sucesivas temporadas. Pero en la gala de los Oscar celebrada anoche, las estrellas de Hollywood hicieron del ‘no make up’ lo nuevo en maquillaje con el que triunfar no solo sobre la alfombra roja. Y es que este ‘no ir maquillada’ puede extrapolarse al día a día, y por supuesto a la época más esperada del año, la de las bodas, bautizos y comuniones. Está claro que si éste es el año de tu boda, o si eres una de las invitadas, ir ‘a cara lavada’ será lo que más se verá después de años de novias atrevidas con labios a todo color en colores potentes, e invitadas con ojos marcados gracias a los ahumados y por supuesto con labiales en tonos cálidos. Anoche ya lo dejaron claro en la alfombra roja del Kodak Theatre algunas de las estrellas del celuloide más bellas, que se apuntaron a esta tendencia. Charlize Theron, Natalie Portman, Scarlett Johansson o la ganadora de la noche, Renée Zellweger, la auténtica embajadora del ‘menos es más’ con el look que eligió para la ocasión, ya han caído rendidas al maquillaje ‘a cara lavada’ y después del triunfo, estilísticamente hablando, no la van a querer abandonar en un tiempo. Todas ellas coincidieron no solo en su look beauty, sino en decantarse además por los tonos de la elegancia a la hora de vestir como son el negro, el blanco, los dorados y plateados.

Renée Zellweger
Renée Zellweger, la mejor embajadora del ‘no make up’

En la fiesta del cine por antonomasia quedó claro que la belleza natural es lo que se lleva esta temporada y el secreto para ir “a cara lavada” y lo más natural posible lo cuenta el maquillador Miquel Cristóbal: “Se apuesta por los tonos de aspecto cara lavada porque evocan a la juventud”. Tonos rosáceos en mejillas, labios con poco color o con un ligero toque de gloss, y ojos poco marcados salvo por unas pestañas infinitas y una base completamente natural son las claves para ser la novia soñada o la invitada perfecta, inspirándonos en las estrellas del celuloide.  En estos looks la naturalidad va de la mano de una cara sin imperfecciones cuyo secreto reside en la base. “La era del countouring ha acabado. Ahora se llevan las bases que sean de nuestro tono y tan fluidas que parezca que no llevamos maquillaje”, explica Cristóbal. Colorete y labios en tonos rosas es lo que da el efecto juvenil, dejando totalmente desterrados los maquillajes recargados. Para marcar la mirada daremos énfasis a las pestañas. Extensiones o postizas, habrá que alargarlas al máximo dándolas, además, volumen con varias capas de máscara, y por supuesto no podemos olvidarnos del eyeliner, que difuminaremos para dar la profundidad deseada.

Lo último en Estilo

Últimas noticias