Familia

¿No llegas a todo? Tips para mantener un equilibrio entre el trabajo y la familia

¿No llegas a todo? Tips para mantener un equilibrio entre el trabajo y la familia
¿No llegas a todo? Tips para mantener un equilibrio entre el trabajo y la familia

Si ves que no llegas a todo y no hay manera de conciliar el trabajo y la familia, es porque algo está fallando. En este sentido, hay que parar, reflexionar y organizar. Esto no es complicado, por esto te damos algunos tips para mantener este equilibrio que parece que no llega nunca.

Somos muy autoexigentes y por esto queremos llegar a todo, y no podemos. Esta es la realidad. ¡No te creas súperwoman!

El trabajo tiene límites

Hay que poner límites. Si decides acabar a una hora, hay que cumplirlo, es decir, hay que cerrar el ordenador, no consultar el móvil y dejar de lado los mensajes que entren. No hay nada de vida o muerte, pues todo puede esperar. Si no pones límites nadie lo hará nunca y tu familia nunca será prioritaria.

Modifica hábitos

Lo mejor es modificar las cosas que ves que no funcionan. Si bajas cada día al supermercado y esto te quita tiempo, quizás es mejor ir un día toda la familia y hacer una compra grande. Y con esto muchas otras cosas, pues si pasas tiempo sin estar con tus hijos, hacer un baño todos juntos y así realizáis varias acciones a la vez.

Organízate

Con planificación todo el mejor. Nos ayuda a planificar el día y a saber qué cosas son más prioritarias y cuáles dejarlas para otro día.

¿Qué metas tienes?

Compaginar todo es complicado, pero establecer metas no. Apunta los objetivos, y qué esperas de la vida. Con todo ello anota en la agenda todo lo que tienes que hacer diario para conseguirlos (y no morir en el intento).

Asesórate por un coach

Si no puedes encauzar tu vida y te cuesta equilibrar el trabajo y la familia, entre muchas otras cosas, quizás necesitas la ayuda de un asesor, un psicólogo o un coach para que todo vaya mucho mejor.

Delega

Hay muchas acciones que no puedes hacer. En este caso hablamos tanto del trabajo como de los temas cotidianos, como cocinar, lavar, etc. Debes conversar con tu familia para este reparto de tareas ¡no lo vas a hacer todo tú! Y en el trabajo, poder delegar para no hacer tantas horas y tener tiempo para estar con los tuyos.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias