PUESTA A PUNTO

Fuera medias: ¡hola autobronceador!

Llega el momento de dar un giro a nuestros looks, decir adiós a las medias y lucir las piernas al sol.

Con los primeros rayos de sol y la llegada de la primavera comenzamos a pensar dejar de lado las medias en nuestros looks. Sin embargo, después de un largo otoño e invierno, lo más probable es que el tono de nuestra piel no sea todo lo dorado que podríamos esperar pero, hasta que eso ocurra podemos echar mano de los autobronceadores.

A pesar de la mala fama que tienen algunos de estos productos, si se siguen algunas indicaciones básicas es posible conseguir un espectacular tono de piel, equilibrado y sin demarcaciones, nada que ver con el anaranjado de antaño. Hoy en día los autobronceadores son capaces de emular el tono que adquiere la piel después de una jornada de playa o de utilizar las cabinas de rayos UVA. Además, tienen la ventaja de que no implican ninguno de los riesgos que conlleva el sol natural o los rayos, incluido el envejecimiento prematuro de la piel y algunas enfermedades.

El autobronceador nos ayuda a lucir un tono dorado aunque no hayamos ido a la playa / Gtres

Aunque cada autobronceador tiene unas características particulares, la mayoría de ellos están compuestos por azúcares como la dihidroxiacetona o la eritrulosa. Su funcionamiento es relativamente sencillo. Su objetivo principal es dar color a las células muertas de las capas más superficiales de la piel, pero en ningún caso ofrecer protección contra los rayos solares.

Para aplicarlo correctamente es importante seguir una serie de pasos básicos que incluyen una exfoliación previa de la epidermis para una mejor penetración del activo, así como hacer uso de guantes y proteger algunas áreas para evitar manchas difíciles de quitar. Si no recurres a los guantes, recuerda lavarte bien las manos tras su aplicación, ya que es posible que acabes con ellas de color anaranjado.

autobronceador
El autobronceador no protege de los rayos solares pero ayuda a conseguir un bonito color / Gtres

Además de los autobronceadores tradicionales, existen otro tipo de productos de bronceado gradual, como la loción que desde hace tiempo es un éxito de ventas de Mercadona. Una loción ligera, más fácil de aplicar que los autobronceadores y que asegura un bronceado paso a paso, que aumenta con el paso del tiempo. También es posible recurrir a sistemas profesionales como el bronceado caña de azúcar, que se aplica en centros de estética. Te presentamos algunos de los mejores autobronceadores para que empieces tu puesta a punto de cara al verano. No tardes en elegir el tuyo. Lo mejor de todo es que puedes utilizarlo en cualquier momento para presumir de un bonito tono de piel.

Lo último en Estilo

Últimas noticias