Contados por una experta

Las 5 medidas ‘anticoronavirus’ de los centros de estética

¿Qué tengo que hacer si quiero someterme a un tratamiento estético? Visitamos el centro de belleza Alexandra Arraez para resolver todas las dudas de cara a este nuevo escenario

  • LOOK

La fase 0 de la desescalada del Estado de Alarma permite la apertura de centros de estética, peluquerías, cafeterías y restaurantes para servicio ‘take away’ y otros pequeños comercios. Son muchas las dudas de la población acerca de cómo regresar a estos establecimientos tras siete semanas de confinamiento. ¿Tengo que llevar mascarilla y guantes por obligación? ¿Qué precauciones debo seguir? Son preguntas absolutamente normales, pero que en LOOK hemos buscado dar respuesta de la mano de profesionales. Para ello hemos visitado la clínica de belleza Alexandra Arraez, uno de los templos de la estética más exclusivos de Madrid.

Lo primero que los clientes deben saber es que se han tomado 5 medidas globales para prevenir cualquier riesgo de contagio de la COVID-19: habrá guantes, mascarillas y gel para los clientes, un vaporizador de ozono para desinfectar, un medidor de temperatura, reducción del aforo un 50% y hasta personal sanitario. 

Y es que si por algo destaca este centro de estética es por mimar al cliente, que puede aguardar su turno leyendo la gran variedad de revistas que pone a su servicio el centro mientras toma una rica taza de café, té o ¿por qué, no? una copa de champagne, con unas pastas, mientras se relaja con música ambiente. Todo completamente gratis. Es indispensable acudir con cita previa para poder ser atendido. Al entrar se le tomará la temperatura y no podrá acceder ninguna persona que supere los 36,9 grados de temperatura, ya que pondrían en peligro de contagio al resto de clientes y al propio personal del centro. He ahí, como este exclusivo centro de estética trata la belleza a través de la salud.

Hablamos con la encargada del centro, Alondra da Silva, para conocer en profundidad cómo afrontar este nuevo escenario cargado de incertidumbre. Dos cosas de las que pueden presumir es de que sus tratamientos son unisex y de que utilizan productos veganos: «Lo mejor es que no diferenciamos entre el hombre y la mujer. Normalmente, el resto de los centros estéticos tienen un tipo de manicura para hombre y otro, para mujer. Nosotros tenemos el mismo servicio, lo que hacemos diferente es que, si te quieres esmaltar, te hacemos el cobro aparte. Así recibes la misma atención y no estás obligado a esmaltarte, solo si lo deseas. Hay caballeros que les gusta aplicarse un brillo, y hay otros que prefieren que saquemos el brillo natural a la uña. Eso es lo que diferencia la manicura entre el hombre y la mujer», argumenta.

Alondra explica con detalle todas las medidas que se van a tomar: «Vamos a implantar es una pistola de temperatura. A los clientes que se les tome la temperatura y den 36.9, se les va a explicar que ese día no se les podrá hacer el servicio por prevención, tanto de él mismo como del resto de clientes y de los propios trabajadores. Además, en la entrada encontrarán guantes, mascarillas y desinfectante para que cuando entren y salgan se puedan desinfectar las manos».

También hay que destacar cómo se va a prevenir en los tratamientos de estética:»En cuanto a los tratamientos, también aplicamos otras medidas higiénicas y de seguridad. En la manicura, por ejemplo, la desinfección es muy importante. Se desinfectarán todos los utensilios, se aplicará de nuevo el gel tanto al cliente como a nosotros mismos. Obviamente, hay tratamiento en los que no se puede utilizar guantes, como en los masajes. No es lo mismo hacer un masaje con las manos que con los guantes», argumenta.

La pauta más novedosa que pone en marcha Alexandra Arraez es la de la presencia de sanitarios en sus instalaciones: «Sí, en todos los centros habrá como mínimo un técnico higiénico sanitario. Esto marcará la diferencia porque sabe cómo proceder en cada momento, cómo tratar cada producto y cómo desinfectarlos correctamente», dice Alondra.

Alexandra Arraez ofrece diferentes bonos a sus clientes, que varían entre las 6, 10 o 12 sesiones. Una oferta que no se ha visto alterada durante la cuarentena. Las sesiones se «han guardado» y continuarán siendo válidas para ser disfrutadas en los próximos días, cuando el centro vuelva a abrir sus puertas.

Lo último en Estilo

Últimas noticias