TOUR DEL TALENTO

La vida después de ganar un Premio de la Fundación Princesa de Girona: hablan los protagonistas

Los Reyes en Mallorca en un acto de la FPdGi
Los Reyes en Mallorca en un acto de la FPdGi. / Casa de S.M. el Rey

Los Reyes don Felipe y doña Letizia han demostrado una vez más su compromiso con las actividades de la Fundación Princesa de Girona, institución de la que la Princesa Leonor es presidenta de honor. Los Reyes han viajado hasta Palma de Mallorca para asistir a una nueva etapa del Tour del Talento en la que además se ha hecho público en nombre de la ganadora en la categoría de Investigación Científica de este año. Un reconocimiento que ha recaído en la investigadora Eleonora Viezzer, por su contribución a la problemática energética mundial mediante la fusión nuclear. A pesar de que la galardonada no ha podido estar en Mallorca, sí que ha enviado un vídeo dando las gracias por este reconocimiento.

Reyes
Don Felipe y doña Letizia en el acto. / Gtres

Este premio tiene por objetivo reconocer a jóvenes con experiencias o proyectos científicos, incluidos los que trabajan en ciencias humanas y sociales, que ofrecen un potencial elevado de desarrollo futuro. Al igual que ella ha sido la ganadora de esta edición, este digital ha podido hablar con dos de los reconocidos con este premio en el pasado. Se trata de Alberto Enciso y Guadalupe Sabio.

Alberto Enciso fue galardonado en el año 2014, última edición antes de que don Felipe asumiera la jefatura del Estado y la institución pasase a ser la Fundación Princesa de Girona. Enciso recibió el premio en carácter ex aequo, con Rui Miguel Dos Santos Benedito.  En su caso, fue por sus investigaciones para el desarrollo de nuevas técnicas para el análisis de ecuaciones diferenciales de uso en física y de aplicabilidad directa en múltiples campos de la ciencia y de la tecnología.

Alberto Enciso
Alberto Enciso en una imagen de archivo con la Reina. / Gtres

El premiado no ha faltado al acto que se ha celebrado en Mallorca y ha comentado a este digital cómo ha cambiado su trayectoria desde que recibiera el reconocimiento. «Ganar este premio es un honor, pero también una auténtica escuela de vida. Además de ser un reconocimiento a lo que ya has hecho, sirve de inspiración y de acicate. Se te queda corto lo que has hecho, tienes que seguir intentando salir de la zona de confort e ir un poquito más lejos», ha dicho.

Alberto Enciso es licenciado en física por la Universidad Complutense de Madrid, doctor europeo en física por la misma institución y actualmente investigador Ramón y Cajal del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Sus investigaciones tratan de desarrollar nuevas técnicas para el análisis de ecuaciones diferenciales de uso en física y de aplicabilidad directa en múltiples campos: «las matemáticas eran el lenguaje natural gracias al cual podía explorar algunas cosas, pero no me bastaba con las matemáticas que sabía, o las que estaban hechas. Sentí la necesidad de que me hacía falta desarrollar matemáticas más potentes para explorar ciertas cuestiones, y por eso decidí dedicarme a ellas». El especialista, que siempre tuvo clara su vocación científica, confirma que es un hecho que las matemáticas están presentes en todos los ámbitos: «a día de hoy, lo que vemos en todas partes son números, desde el teléfono por ejemplo».

Reyes
Los Reyes en Mallorca. / Gtres

Alberto ha comentado cómo es la actitud de los Reyes en este tipo de reconocimientos: «la Casa Real está muy implicada en este premio, nos conoce a los premiados y tiene una sensibilidad personal hacia la Ciencia. Es una respuesta muy positiva», ha dicho. También ha tenido la oportunidad de coincidir con la Princesa Leonor en alguna ocasión: «siempre han mantenido un comportamiento intachable y una curiosidad clara, tanto doña Letizia como el Rey».

Sobre el acto de esta jornada, el científico ha recalcado que ha sido muy interesante porque se han abordado cuestiones como la falta de mujeres en la Ciencia y la importancia de fomentar su interés: «ha habido diversos chicos jóvenes que han participado en un reto emprendedor sobre cómo potenciar ideas para intentar facilitar que las chicas se incorporen en más número y con más éxito dentro de disciplinas tecnológicas. Es un problema esencial en nuestra sociedad.  Si no conseguimos motivar de la manera que merecen a las chicas se está perdiendo el 50% del talento. Es una cosa que se está produciendo a día de hoy más de lo debido y hay que cambiarlo», ha recalcado.

Guadalupe Sabio en una imagen de archivo en Madrid. / Gtres

Guadalupe Sabio, ganadora del galardón de Investigación Científica en el año 2012, fue reconocida por el jurado «por su excelencia científica y su liderazgo internacional, así como por el interés social de su línea de investigación y el carácter interdisciplinar de su trabajo». Licenciada en veterinaria, Sabio fue reconocida por  la Fundación L’Oréal-Unesco por su estudio sobre la obesidad y su relación con el cáncer hepático y la diabetes, y por la Fundación Jesús Serra y la Fundación AstraZeneca por sus estudios sobre la obesidad. Además, en el año 2017  fue elegida como miembro joven de la EMBO y está muy concienciada con la importancia de fomentar el interés de la mujer en el ámbito científico.

Sabio ha sido parte del jurado de esta edición y reconoce que la galardonada tiene una carrera muy destacable: «no la conozco, pero un currículum impresionante y una gran capacidad para dar a conocer su proyecto. Es muy difícil elegir al ganador, pero creo que ha sido un acierto», ha dicho.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de FPdGi (@fpdgi)

Guadalupe, que ganó el premio en el año 2012, revela que fue un momento muy importante en su vida: «es un premio con un gran prestigio y eso te abre muchas puertas. Me hizo posicionarme en el ámbito científico. La capacidad que tiene el premio de darte a conocer es muy alta y eso supone un valor añadido».

Al igual que Alberto, la investigadora confirma que desde la Casa Real están muy pendientes de los premiados: «los Reyes siguen muy de cerca las carreras de todos los premiados y están muy comprometidos con la fundación, nos conocen a todos, saben lo que estamos haciendo y son muy cercanos».

La científica desarrolla gran parte de su carrera en temas de metabolismo, obesidad y prevención de enfermedades, un tema que siempre ha interesado mucho a la Reina: «doña Letizia estuvo en un evento que organizamos para el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia y allí pudimos hablar de este tema. Cómo abrirle puertas, lo importante que es intentar que más mujeres lleguen a puestos de liderazgo y científicos. Es importante no solo porque son el 50% de la inteligencia y este talento no se puede perder, sino también porque significa más diversidad y estudiar, por ejemplo, cómo ciertas enfermedades afectan más a las mujeres. Siempre que incluyes diferentes perspectivas aumenta la calidad de lo que estudias».

Recientemente, Guadalupe ha recibido varios reconocimientos sobre el papel de la mujer en la Ciencia. Aunque cree que se ha avanzado en este tema, quedan aún cosas pendientes: «barreras que no son visibles, sesgos inconscientes y esas barreras son más difíciles de derribar. Son barreras que tienen tanto hombres como mujeres, que existen porque la sociedad percibe que hay un tipo de trabajo que está más dirigido a un ámbito masculino y otro al femenino. Esto afecta mucho a las decisiones que se toman a lo largo de la vida y a cómo te ven los demás», comenta.

En alguna ocasión ha coincidido con la Princesa Leonor: «viene siempre que puede a la entrega de los premios antes del verano. La verdad es que es muy emotivo ver cómo va creciendo y convirtiéndose en un referente más en la sociedad». La científica revela que la hija mayor de los Reyes se muestra curiosa y atenta, pero no sabe concretar si tiene interés científico:  «le gusta estudiar y que seguro que lo que haga lo hará bien».

En cuanto a sus recientes proyectos, comenta que está muy centrada «en  entender cómo la grasa es capaz de afectar a diferentes órganos, no solo en enfermedades metabólicas, sino también en personas cuya grasa no es capaz de acumular la energía y cómo eso llega a hacer que tengan enfermedades cardiovasculares o metabólicas aunque no sean obesas, por ejemplo», recalca.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias