Mensaje de Navidad

Las claves del mensaje navideño de la reina Isabel

Mensajes subliminales y temas ausentes han sido los protagonistas durante el discurso anual navideño de Isabel II

Isabel II
Isabel II durante su discurso de Navidad / Gtres
  • LOOK

Como cada 25 de diciembre, la reina Isabel se ha sentado frente a su escritorio rodeada de fotografías de sus seres queridos para dar comienzo al discurso de Navidad. Mensajes ocultos y pequeños detalles han sido lo que han distinguido este mensaje de otros, en el que se ha hablado de muchos temas de importancia para el país y algunos se han pasado por alto.

El primer gesto de la Reina que llamó notablemente la atención fue la elección de las imágenes. En ellas aparecen algunos miembros de su familia como los duques de Cambridge, Carlos de Inglaterra, la duquesa de Cornualles, el duque de Edimburgo y el rey George VI. Sin embargo, había una gran ausencia. En ningún retrato aparecía el príncipe Andrés o Meghan Markle y el príncipe Harry junto a Archie. ¿Habrá sido para darles una lección? Todo apunta a que sí. Los Sussex se lo van a tener que pensar dos veces en la próxima ocasión si quieren desafiar las costumbres que lleva siguiendo durante años el clan Windsor.

Aun así, la monarca ha hecho un guiño a su bisnieto y ha mostrado su orgullo y el de su marido ante el nacimiento del nuevo miembro de la familia, Archie, el hijo del príncipe Harry y Meghan Markle. Algo que no ha ocurrido con el príncipe Andrés, al que ha dejado de lado en su discurso y hacia el que no ha hecho alusión en ningún momento. Aunque en alguna ocasión ha mostrado su apoyo hacia él, Isabel también siente una enorme decepción hacia su hijo por verse envuelto en el caso Epstein.

Isabel II
Isabel II acudía a la misa de Navidad de Sandringham / Gtres

El Brexit y la crisis que afecta al país son otros de los temas que la Reina decidió tocar, pero de manera subliminal. Isabel habló de un año lleno de obstáculos por el enfrentamiento de los detractores y los defensores de la separación de Gran Bretaña con el resto de Europa. “Podemos hacer cosas positivas cuando la gente deja de lado sus diferencias del pasado y se unen a través de la amistad y la reconciliación. A menudo son los pequeños pasos, en lugar de los gigantes, los que aportan los cambios más duraderos”, afirmó la madre de Carlos de Gales, haciendo un paralelismo entre la situación inglesa y la llegada del hombre a la Luna.

Otro de los detalles de su mensaje estaba en su estilismo. La esposa del duque de Edimburgo se enfundó un traje de cashmere de color azul royal, y en él ha llevado en broche que el príncipe Alberto regaló a la reina Victoria un día antes de su boda en 1840. La pieza, que es una de las favoritas de Isabel, está formada por un zafiro de oro rodeado de diamantes. Es la segunda vez que la monarca lo elige para su discurso, pero este año se debe a que se ha celebrado el bicentenario del nacimiento de su tatarabuela, la reina Victoria.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias