UN AJETREADO VERANO

La Infanta Elena interrumpe sus vacaciones para reafirmar su compromiso con el deporte paralímpico

Ver vídeo

Este verano está siendo muy intenso para la Infanta Elena. La hermana de Felipe VI inició la temporada con un viaje a Emiratos Árabes, donde pasó unos días con el Rey Juan Carlos con motivo del primer aniversario de su salida de España. Una visita especial para el padre de Felipe VI quien, cuando abandonó el país, no contaba con pasar tanto tiempo fuera. Tras su viaje a Abu Dabi, doña Elena ha estado en Bidart junto a la Infanta Cristina y su familia, en las que han sido las primeras vacaciones de Iñaki Urdangarin tras obtener el nuevo régimen penitenciario de tercer grado.

Infanta Elena
Doña Elena en su último acto oficial hace algunas semanas / Gtres

No ha sido este el único desplazamiento de la duquesa de Lugo. A pesar de que no se han visto imágenes, se tiene constancia de que la Infanta también ha estado en Palma de Mallorca, donde permanece aún la Reina doña Sofía en compañía de la princesa Irene y el matrimonio Fruchaud. Con ellos precisamente la esposa del Rey Juan Carlos disfrutó hace unos días de una cena en un conocido restaurante japonés de la isla. Una velada en la que no se vio a la duquesa de Lugo.


Y es que doña Elena ha interrumpido sus días de descanso para asistir a un importante compromiso. De siempre es sabido el compromiso de la Duquesa con el deporte y dado que en estos momentos se están celebrando los Juegos Paralímpicos, doña Elena no ha querido perder la oportunidad de asistir a la inauguración de la Casa Paralímpica de España. Un pabellón instalado en el palacio de los duques de Pastrana de Madrid con el objetivo de que todos aquellos que no han podido viajar a Tokio por las restricciones sanitarias, puedan seguir todo lo que acontece en la capital nipona.La hermana de Felipe VI es, además, presidenta de honor del Comité Paralímpico Español desde su fundación en 1995.

Infanta Elena
La Infanta Elena en una imagen de archivo con el Rey / Gtres

Como no podía ser de otra manera, vestida con la equipación del equipo español, la doña Elena asistió al encendido simbólico del pebetero instalado en el pabellón, un acto que contó con la participación de Antonio Rebollo, el arquero que iluminó la llama en los Juegos de Barcelona de 1992. Imposible olvidar las lágrimas de la duquesa de Lugo en aquella ceremonia cuando vio al hoy monarca ejerciendo de abanderado del equipo patrio.

Rey Felipe
El Rey Felipe, abanderado en Barcelona 1992 / Gtres

Está previsto que la Infanta Elena vuelva a Mallorca en los próximos días ya que el 3 de septiembre va a ejercer de madrina del velero turístico de lujo Sea Cloud Spirit. Un acto que se enmarca en la agenda privada de la hermana de Felipe VI. A pesar de que la Duquesa ya no ejerce tareas de representación para la Corona, en alguna ocasión el monarca ha recurrido a ella para algún acto puntual, por ejemplo, hace unas semanas para la entrega de los premios de un concurso de pintura en El Pardo.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias