UN MOMENTO CLAVE

La infanta Elena, entre la espada y la pared

La hermana de Felipe VI celebra su cincuenta y siete cumpleaños en un escenario complicado para los miembros de la familia Borbón.

No es un cumpleaños cualquiera para la infanta Elena. La hija mayor de don Juan Carlos y doña Sofía celebra su cincuenta y siete aniversario pero, a diferencia de otras ocasiones, esta vez, no hay muchos motivos para festejar. Al margen de que la situación general no es la más propicia debido a las consecuencias de la crisis sanitaria, las últimas informaciones relacionadas con el rey Juan Carlos ponen a sus hijos, Victoria Federica y Felipe, en el punto de mira, por no hablar de que podrían llegar a salpicarla a ella misma.

Desde que el exmonarca se marchase de forma ‘voluntaria’ del país a mediados del verano para evitar perjudicar la imagen de don Felipe y de la Institución, las aguas, en lugar de volver a su cauce no han hecho sino revolverse. Pese a los rumores que apuntaban a que don Juan Carlos podría regresar en Navidad, después de que su equipo de abogados confirmase que había hecho frente al pago de una suma cercana a los 700.000 euros a Hacienda por el escándalo de las tarjetas black cuyos fondos, presuntamente, habían utilizado algunos de sus nietos, al final el padre de Felipe VI permanecerá en Abu Dabi estas navidades y no volverá a España. Una decisión que, desde fuentes oficiales justifican con el riesgo sanitario a causa de la pandemia, debido a la avanzada edad del exmonarca.

María, Simoneta y la Infanta Elena, son los mejores apoyos del Rey Emérito ante la difícil situación en la que se encuentra/Gtres
La infanta doña Elena ha sido siempre uno de los mejores apoyos de su padre /Gtres

Sin embargo, la decisión de don Juan Carlos de permanecer en Abu Dabi estas fiestas podría afectar al resto de la familia, especialmente a la infanta Elena, que está ahora de aniversario. La hija mayor del que fuera jefe del Estado ha sido la única -al menos que se tenga constancia-, que ha viajado hasta Abu Dabi para visitar a su padre. Lo hizo el pasado mes de noviembre, coincidiendo con e cuarenta y cinco aniversario de la proclamación de don Juan Carlos. En ningún caso se ha planteado que el rey Felipe pueda visitarle -pese a que fuentes cercanas apuntan a que hablan a diario-, y la infanta Cristina sí que tenía intención de viajar, pero el propio don Juan Carlos le pidió que no lo hiciera, lo que se interpretó como un indicio de la intención del exmonarca de regresar a nuestro país.

En este nuevo cumpleaños, ante la infanta Elena se presenta una importante encrucijada. La duquesa de Lugo puede optar por regresar a Abu Dabi y visitar a su padre, después de que en los últimos días se haya rumoreado con que se ha contagiado de coronavirus y ha estado ingresado -información desmentida desde la Casa Real-. También puede esperar a que se acerquen más las fechas navideñas y decidir si pasar la Navidad en Emiratos, para que don Juan Carlos no se sienta tan solo.  No sabemos si la acompañarían sus hijos, Froilán y Victoria que, aunque ya son mayores y hacen sus planes, podrían optar por pasar Nochebuena y Navidad con su madre y después viajar a Soria, donde a finales de diciembre se celebra cada año la misa funeral en recuerdo de su abuelo, el que fuera conde de Ripalda.

La regularización fiscal de don Juan Carlos se ha unido al 'caso de las tarjetas opacas' de las que se habrían beneficiado, entre otros, la Infanta Elena y sus hijos/Gtres
La regularización fiscal de don Juan Carlos se ha unido al ‘caso de las tarjetas opacas’ de las que se habrían beneficiado, entre otros, la Infanta Elena y sus hijos/Gtres

Sin embargo, si doña Elena se marchara ahora, queda en el aire qué ocurriría con la reina doña Sofía. Es poco probable que la infanta Cristina viaje a Emiratos, al menos no de cara a Nochebuena, ya que es posible que Iñaki Urdangarin pueda disfrutar de algún permiso, de la misma manera que ocurrió el pasado año, cuando viajaron a Vitoria a pasar estos días con Claire Liebaert. No obstante, si se repitiera el esquema y Elena se marchase, doña Sofía se quedaría sola con los Reyes, ya que ni siquiera existe ya la posibilidad de celebrar con la infanta doña Pilar -sí con doña Margarita-. Otra opción es que doña Cristina e Iñaki se queden con la reina madre o que la infanta Elena espere a Fin de Año para ver a su padre, teniendo en cuenta además que el día 5 es cumpleaños. Esta última opción la podría aprovechar también la infanta Cristina hasta que se confirme el tercer grado de Iñaki Urdangarin.

Las infantas Elena y Cristina
Las infantas doña Elena y doña Cristina en una imagen de archivo / Gtres

Al margen de las especulaciones, lo que es una realidad es que para la infanta Elena no es un cumpleaños dulce, sino marcado por la incertidumbre. Pese a todo, desde que dejara de ser un miembro en activo de la Familia Real, doña Elena mantiene una vida relativamente tranquila. Centrada en su trabajo en la Fundación Mapfre y en el cuidado de sus hijos -ya mayores-, la hermana de Felipe VI prefiere permanecer en un segundo plano. No deja de lado su pasión por la hípica ni tampoco su apoyo a causas solidarias. Prueba de ello es que hace unos meses participó en un campeonato en el club Pineda de Sevilla y hace unos días fue la encargada de anunciar la subasta beéfica de capones de Cascajares.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias