PRNCESA A LA ESPERA

Estefanía de Mónaco: un anhelo frustrado en la ‘eterna contienda’ con Carolina

Ver vídeo

La pasada semana, la familia Grimaldi casi al completo se reunió en las celebraciones del Día Nacional de Mónaco. Una fecha muy especial para el Principado en la que la que la gran ausente fue la princesa Charlene. A pesar de que la esposa del príncipe Alberto regresaba a casa a principios del mes de noviembre tras medio año en Sudáfrica a consecuencia de las complicaciones derivadas de una infección, el propio soberano confirmaba que la exnadadora aún tenía por delante un largo proceso de rehabilitación a todos los niveles. Algunas fuentes cercanas a Charlene incluso han llegado a decir que su estado ha sido de extrema gravedad.

Estefanía de Mónaco
La familia en el Día Nacional de Mónaco / Gtres

A lo largo de estos meses, el príncipe Alberto ha contado con el apoyo de varios miembros de su familia. Sus hijos menores -siempre que ha sido posible- le han acompañado a varios compromisos, pero, sobre todo, la princesa Carolina y la princesa Estefanía. Algo normal, si se tiene en cuenta que desde la muerte de Rainiero hasta la llegada de Charlene era Carolina quien ejercía el papel de primera dama y está perfectamente acostumbrada a ello. En menor medida Estefanía de Mónaco, aunque lo cierto es que la ‘princesa rebelde’ comparte varios intereses con Charlene y por eso la hemos visto en citas en las que tradicionalmente habría estado la esposa de Alberto, como algunas de corte benéfico relacionadas con su fundación y con la institución de la que Estefanía es presidenta de honor de Fight Aids.

Más aún, recientemente, cuando la exnadadora ya había regresado de Sudáfrica, fue Estefanía y no Carolina quien acompañó a Alberto a Dubái, a la visita al pabellón monegasco en la Expo que acoge el emirato estos meses. Sin embargo, la realidad es que el papel de la pequeña de los Grimaldi ha sido tradicionalmente más secundario.

Estefanía de Mónaco
Estefanía de Mónaco en un acto oficial / Gtres

Una situación, sumada a que siempre se ha dicho que era la preferida de Rainiero y al trágico momento que vivió cuando iba en el coche con su madre cuando sufrieron el accidente que le costó la vida a Grace Kelly, que ha provocado de alguna manera que Estefanía haya llevado una vida más al margen de los protocolos.

La Princesa no solo se ha dedicado a cuantas cosas ha querido, sino que sus romances han sido más que sonados. Desde Daniel Ducruet hasta su exguardaespaldas Raymond Gottlieb, los escándalos han rodeado su vida, al menos hasta hace algunos años. Aunque en los últimos tiempos disfruta de una existencia tranquila, la realidad es que, a diferencia de su hermana -con la que siempre mantuvo una fuerte rivalidad- Estefanía tiene una gran asignatura pendiente.

Un esperado cumpleaños

Este 26 de noviembre el hijo de la Princesa, Louis Ducruet, celebra su 29 cumpleaños. Como es habitual en estos casos y más, no siendo un miembro de la rama principal de la familia, no se espera ningún tipo de anuncio o fiesta, más allá de lo que él quiera compartir a través de su perfil. El joven lleva ya dos años de feliz matrimonio con Marie Chevallier, con quien se casó en una romántica boda en la catedral del Principado, la primera que se celebraba en el recinto desde la de Rainiero y Grace.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Louis Ducruet (@louisducruet)

Sin embargo, a pesar de las constantes muestras de cariño entre la pareja, que dejan claro el feliz momento en que se encuentran, parece que no tienen, por ahora, intención de ampliar la familia. El matrimonio está encantado con su mascota y no hay ni siquiera rumores de una próxima maternidad.

Nada que ver con Pauline Ducruet. Hace algunas semanas, la joven acompañaba a su madre a un acto de Fights Aids, al que también asistían sus hermanos. Lo hacía junto a su pareja, el empresario Maxime Giaccarde y entre rumores de un posible embarazo debido al look que escogía para la velada, por cierto, de su firma, Alter Designs.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pauline Ducruet (@paulinedcrt)

Sin embargo, la realidad es que parece que por ahora ni Pauline ni Louis están por la labor de convertir a Estefanía en abuela. Una faceta de la que seguro la Princesa disfrutaría enormemente a tenor de los gestos de cariño que la hemos visto compartir con sus sobrinos en ausencia de Charlene. A este respecto, su hermana, le lleva una gran delantera, es más, si no fuera por el hecho de que ahora tiene que dedicar más tiempo a sus obligaciones y a apoyar al príncipe Alberto, ejercería de abuela a tiempo completo.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias