Día Nacional de Mónaco

Jacques y Gabriella se acuerdan de Charlene en el día más especial de Mónaco: «Te echamos de menos, mami»

El Principado de Mónaco está viviendo uno de sus días más especiales del año. Este 19 de noviembre se celebra el Día Nacional, una fecha marcada en el calendario para los monegascos y especialmente para la familia Grimaldi, que en esta ocasión ha contado con una gran ausencia. Por primera vez, la Princesa Charlene se ha visto obligada a faltar a esta cita a consecuencia de su retiro temporal de la vida pública. Una decisión comunicada oficialmente por el Palacio durante esta semana y que creaba gran preocupación a los ciudadanos sobre el estado de salud de la esposa de Alberto II.

En una entrevista previa al Día Nacional de Mónaco, el Príncipe quiso disipar todas las dudas y mandar un mensaje de optimismo refiriéndose a Charlene: “No está en el Principado, pero podremos visitarla muy pronto. No puedo decir más por discreción”, confirmó. Por si fuera poco, también desveló más detalles de los que ya se conocían sobre cuál es el punto en el que se encuentra la salud de la consorte: “Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento”, confesaba.

Mientras la Princesa se encuentra fuera de la residencia de familia principesca guardando reposo, la agenda oficial de los Grimaldi ha seguido su curso y el soberano ha sentido en primera persona el apoyo de sus familiares en un día tan especial. El Príncipe Alberto; sus hermanas, Estefanía y Carolina; Pierre Casiraghi y su esposa, Beatrice Borromeo; Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo; Carlota Casiraghi; Alejandra de Hannover; Pauline Ducruet; Camille Gottlieb; y Louis Ducruet junto a su esposa, Marie. Ninguno de ellos quiso perderse un momento tan importante para su Principado.

Carlota Casiraghi en Mónaco / Gtres
Carlota Casiraghi en Mónaco / Gtres

Ha sido a las 9:30 horas de esta misma mañana cuando la familia principesca al completo –o casi–, se ha dirigido a la catedral para formar parte de una misa de acción de gracias y un posterior Te Deum oficializado por el arzobispo de la ciudad. Los más jóvenes ocuparon sus asientos en primer lugar, sorprendiendo la llegada de Carlota, que no acudía a esta cita desde hacía 4 años. Minutos después todas las miradas se posaban en los grandes protagonistas: Alberto, Estefanía y Carolina de Mónaco. El Príncipe llegó solo en un coche, mientras que en otro vehículo lo hicieron ellas, aunque finalmente los tres hermanos entraron juntos al templo para presenciar una ceremonia en la que el arzobispo quiso desear una pronta recuperación a Charlene.

Alberto, Estefanía y Carolina de Mónaco en una misa / Gtres
Alberto, Estefanía y Carolina de Mónaco en una misa / Gtres

Una vez transcurrido el acto solemne ha tenido lugar a las 11:00 horas la tradicional entrega de insignias y medallas previa al desfile militar, que también contará con un posterior despliegue de nueve motociclistas del cuerpo de Carabinieris del Príncipe. Con el apoyo de sus seres queridos, Alberto II condecoró a casi 50 soldados de las Fuerzas Armadas y entregó medallas de honor al trabajo hasta a 17 empleados de Palacio. Un bonito gesto al que se pondrá el broche de oro por la Puerta de Honor en una jornada claramente marcada por la ausencia de la Princesa Charlene.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias