NUEVAS NORMAS

Disciplina, restricciones y compromiso: el importante cambio de Máxima y Guillermo

Ante los acontecimientos del pasado año, los Reyes han dado un importante giro a su actitud.

Ver vídeo

Los últimos meses no han sido especialmente fáciles para la familia real de Holanda. Al margen de la situación de emergencia sanitaria que se ha generado por la pandemia, lo cierto es que la actitud de los Reyes en el último año ha creado bastante polémica. Es cierto que Máxima y Guillermo han puesto todo su empeño a novel institucional por apoyar a los holandeses en este complicado momento, pero a nivel particular, determinados movimientos que han realizado han sido objetyo de fuertes críticas.

Máxima
Máxima de Holanda está preocupada por el descenso de su popularidad / Redes sociales

El pasado verano, durante sus vacaciones, la pareja estrenó un impresionante yate valorado en dos millones de euros y se dejó fotografiar sin mascarilla ni distancia de seguridad junto al dueño de un restaurante en Grecia, donde habitualmente pasan sus días de descanso. Una actitud por la que tuvieron que enviar un comunicado ante la oleada de críticas recibidas. No fue suficiente, sino que ya entrado el otoño y pese a las recomendaciones de las autoridades, Máxima y Guillermo se marchaban de nuevo a su casa de descanso con sus hijas, en un momento en el que desde el Gobierno se había pedido encarecidamente que no se viajara fuera de Holanda. La familia tuvo que regresar de manera precipitada y además de un comunicado, se vieron obligados a dar un mensaje de arrepentimiento y compromiso con los holandeses: “no somos infalibles, pero estamos comprometidos”, dijo el Rey en un insólito vídeo. Pese a todo, su popularidad se ha visto muy mermada por primera vez en muchos años y, dadas las circunstancias, han tomado medidas que afectan a todos los ámbitos de la Corte.

Maxima y Guillermo de Holanda/Gtres
Maxima y Guillermo de Holanda han dado un importante giro a su actitud debido a los acontecimientos del pasado año /Gtres

Los Reyes se ha vuelto mucho más estrictos en todos los aspectos. No solo han cancelado sus vacaciones de invierno a la estación austriaca de Lech, sino que han impuesto una serie de normas para recuperar su popularidad. Normas que afectan especialmente a sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane.

Beatriz de Holanda
Los Reyes han decidido mantener una disciplina más estricta en pos de recuperar la popularidad / Gtres

Look ha podido hablar con el especialista en realeza holandesa Rick Evers, que confirma que la actitud de los Reyes en efecto ha cambiado. “Desde los problemas que hubo en vacaciones son más estrictos con las normas”, resalta el experto en conversación con este digital. Pero no solo con las que aplican a su familia, sino también para el personal de la Corte: “no quieren que nada pueda dañar su imagen, porque una mínima cosa tiró por tierra todo su buen trabajo del pasado año”, explica. El experto considera que Máxima y Guillermo son muy conscientes de la situación: “saben que la sociedad ha cambiado. Por ejemplo, la princesa Beatriz solía decir que los sondeos eran peligrosos y miraba más allá, pero ahora las cosas son distintas”, revela.

Máxima de Holanda
Tanto Máxima como Guillermo de Holanda se esfuerzan en recuperar la popularidad que han perdido debido a su actitud en el pasado /Gtres

Aunque no ha trascendido cuáles son las nuevas normas que rigen ahora en Huis Ten Bosch, lo que sí se sabe es que todos los miembros de la familia mantienen ahora un perfil bajo. Por ejemplo, la princesa Amalia no pudo celebrar su fiesta de cumpleaños el pasado mes de diciembre y se sabe que a las hijas de los Reyes se le permite recibir escasas visitas, tal como marcan las recomendaciones sanitarias.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias