Casi marquesa

¿Ilustrísima o Excelentísima? Tamara Falcó explica cómo referirse a ella tras la lección de protocolo que le ha dado su madre

La diseñadora ha vuelto a conquistar a la audiencia con su naturalidad y sus ocurrencias en 'El Hormiguero'

  • LOOK

Es llegar el jueves y pegarse a la tele para ver a Tamara Falcó en todo se esplendor. Es este último día de la semana de emisión de ‘El Hormiguero’ cuando la colaboradora despliega sus encantos y da rienda suelta a sus ocurrencias en la tertulia en la que comparte mesa con Nuria Roca, Juan del Val y Cristina Pardo. Y no defrauda. Cada semana es una sorpresa, no hay jueves que la hija de Isabel Preysler no conquiste a la audiencia con su naturalidad y sus comentarios. Y anoche lo volvió a hacer. En la mesa de debate aclaro en qué punto está su marquesado, y para ello volvió a sacar a relucir a su madre.

Tamara Falcó en su última intervención en 'El Hormiguero'/Atresmedia
Tamara Falcó en su última intervención en ‘El Hormiguero’/Atresmedia

Ya son varias las veces en las que ha nombrado a Isabel Preysler, haciéndola protagonista involuntaria de su participación en el programa de Pablo Motos. Precisamente el presentador quiso saber si ya por fin era marquesa. «Soy semimarquesa», le respondió entre risas. «Ya se ha publicado en el BOE y solo queda que lo pasen a bonito y que lo firme el Rey». Una aclaración que suscitó las dudas de los contertulios. «¿Entonces cómo hay que tratarte?», preguntaba entonces Nuria Roca. Y llegó ‘el momentazo’. «No lo tengo muy claro, pensaba que era Excelentísima, pero lo tengo que mirar. Según mi madre es Ilustrísima porque ella es excelentísima», afirmaba sin poder parar de reir.

No ha podido evitar las risas al explicar cómo fue la lección de protocolo impartida por su madre/Atresmedia
No ha podido evitar las risas al explicar cómo fue la lección de protocolo impartida por su madre/Atresmedia

Pero ahí no terminaba su explicación. «Le pregunté a mi madre qué tenía que hacer entonces para ser Excelentísima y me dijo algo así como ganar el Toisón de Oro. Siempre ha habido clases» , terminaba diciendo. Desde luego no hay nada como tener a una experta en protocolo, y nadie mejor que Isabel Preysler, que ya ostentó el título como consorte durante su matrimonio con Carlos Falcó. De hecho, el marquesado de Griñón no tiene Grandeza de España por lo que, efectivamente, Preysler tiene toda la razón y por tanto hay que referirse a Tamara como Ilustrísima Señora.

Benidorm, jaulas y otros viajes

Que Tamara es una viajera empedernida no es un secreto, y su gusto por conocer lugares no se limita a traspasar nuestras fronteras. Y aunque se podría pensar que sus destinos son de lo más glamourosos y llenos de lujo, la «semimarquesa» de Griñón confirmó que ha estado en Benidorm. «La conozco brevemente, me di un paseo por allí», contaba intentando no entrar en detalle. Pero finalmente explicó a qué se debió su periplo por la ciudad alicantina y destino vacacional habitual de Belén Esteban. «Estuve en una despedida de soltera en un hotel a las afueras». Y ya se intuía que la diseñadora iba a soltar una bomba: «Hay un Benidorm que mola bastante y hay otro que es un infierno: la parte de los ingleses». En ese momento terminó con la expectación: «Allí hay mujeres metidas en jaulas». Y Motos quiso saber por qué. «No lo sé porque me fui corriendo», aclaró.

Su última escapada a Andalucía ha tenido una justificación laboral/Atresmedia
Su última escapada a Andalucía ha tenido una justificación laboral/Atresmedia

Probablemente Tamara haya tachado Benidorm como destino para celebrar su despedida de soltera. Por el momento una boda no entra en sus planes inmediatos a pesar de la insistencia de sus amigas. Está feliz con Íñigo Onieva y es precisamente este amor el que le está haciendo estar en el ojo de las críticas por saltarse, de manera reiterada, el cierre perimetral. La última vez el pasado puente de la Constitución cuando viajó a Andalucía junto a su chico y unos amigos.

Pero todo tiene una justificación. Si la semana pasada pedía perdón argumentando que no se entera de todos los sitios que están confinados, en esta ocasión la excusa era muy diferente. «Yo vengo a la tele que es mi trabajo, y también tengo otro que son las redes sociales. Hay dos empresas que me han contratado para sacarme varias fotografías, por lo que tengo salvoconducto. Las salidas están más que justificadas».

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias