DOCUSERIE DE ROCÍO CARRASCO

De Miami a Chipiona, pasando por Madrid… Así lloró España a Rocío Jurado

Rocío Jurado falleció el 1 de junio de 2006

Ver vídeo

‘Algo se me fue contigo’ es el nombre del episodio número siete del documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, donde Rocío Carrasco cuenta todo lo acontecido desde junio de 2003 a junio de 2006, fecha de la muerte de su madre, Rocío Jurado.

La enfermedad de Rocío Jurado fue un auténtico jarro de agua fría para toda la familia, amigos y para su público. Era una artista muy admirada, muy querida que se enfrentaba al peor momento de su vida. Así la acompañó España y así se la lloró desde Chipiona a Madrid pasando por Miami.

Rocío Carrasco
El séptimo episodio del documental lleva por título ‘Algo se me fue contigo’/Telecinco

Durante los dos años que estuvo luchando contra el cáncer de páncreas que se le detectó, Rocío Jurado viajó varias veces a Houston para recibir tratamiento. Tras la última valoración de los especialistas americanos, y gracias a la ayuda de Francisco Hernando, el Pocero, la artista regresó a España en el avión privado del empresario, habilitado para la ocasión. La última imagen de ‘La Más Grande’ fue entrando en su casa de La Moraleja del brazo de José Ortega Cano, el 28 de abril de 2006.

A las siete de la mañana del 1 de junio, Amador Mohedano era el encargado de comunicar, a las puertas del domicilio de la intérprete de ‘Como una ola’, que su hermana había «dejado de respirar» a las 5 de la mañana. Horas después, se trasladaban los restos mortales de la cantante al Centro Cultural de la Villa de Madrid, donde quedó instalada su capilla ardiente.

Rocío Jurado, Ortega Cano
Su última imagen, el 28 de abril de 2006/Gtres

Un velatorio convertido en un auténtico hervidero de rostros conocidos de todos los ámbitos, para quienes la artista era un auténtico ídolo.  Políticos, empresarios, toreros, compañeros de profesión, profesionales del mundo de la interpretación, amigos…su familia recibió el cariño de todos ellos en una jornada difícil de olvidar. Allí se dieron cita Adolfo Suárez Illana, Carmen Sevilla, Belén Esteban, Ana Rosa Quintana, Paquita Rico, Malú, Óscar Higares, Pedro Almodóvar y hasta la mismísima Raquel Mosquera.

El féretro de la intérprete de ‘Como las alas al viento’ llegó a Chipiona pasadas las once de la noche. Parte de su familia y amigos llegaron a la iglesia de la localidad en autobuses, y fue allí donde tuvo lugar un emocionante responso al que no faltaron Isabel Pantoja y Julián Muñoz.

El 2 de junio de 2006 y en el cementerio municipal de su Chipiona natal, tuvo lugar el entierro, al que también acudieron Julio Iglesias y Miranda. Su mausoleo se ha convertido en un lugar de peregrinaje para fans y un lugar de encuentro para su familia en fechas especiales.

Tras esto, algunas de las ciudades que marcaron su vida como Madrid, Miami o Sevilla, le rindieron homenaje en sendos funerales en su honor.

Madrid, 14 de junio de 2006

La Catedral de la Almudena se llenó para acompañar a los familiares de la cantante que presidieron el funeral. La última vez que esto ocurrió fue cuando se celebró el funeral por las víctimas de los atentados del 11 de marzo. El 14 de junio de 2006, la ruptura familiar aún no se había escenificado. Rocío Carrasco, llegó del brazo del viudo de su madre, José Ortega Cano y de Fidel Albiac. Allí se reunieron con el resto de la familia y con otros rostros conocidos que, como ya hicieron el día del velatorio, volvieron a arroparles en un día lleno de emoción. Sara Montiel, Massiel, María José Cantudo o Natalia Figueroa, fueron algunos de los amigos que estuvieron allí.

Rocío Jurado
Madrid, Miami y Sevilla celebraron sus particulares misas funerales en honor de la cantante/Gtres

Miami, 17 de junio de 2006

José Ortega Cano no dudó en coger un avión a Miami donde los amigos de su mujer también quisieron rezar en su honor en la Iglesia de San Patricio. Allí acudieron el matrimonio formado por Gloria y Emilio Estefan, José Luis Rodríguez, ‘el Puma’, y una jovencísima Elena Tablada que estuvo con su madre y su hermana.

Sevilla, 30 de junio de 2006

Como ya ocurrió en Madrid, la Catedral de la capital hispalense fue el Templo elegido para oficiar la misa en recuerdo de Rocío Jurado. Casi un mes después del fallecimiento de la artista, su familia seguía recibiendo el cariño de sus seguidores, así como del resto de amigos. Entre los asistentes destacó la presencia de la duquesa de Alba que destacó que la cantante «era buenísima», Curro Romero y Carmen Tello, Raphael, Vicky Martín Berrocal, María del Monte o Bárbara Rey.

 

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias