Futuro embarazo en peligro

Rocío Flores pone en juego sus planes de maternidad tras su intervención

Rocío Flores con mascarilla / Gtres
Rocío Flores con mascarilla / Gtres

Tras haber permanecido varias semanas en reposo por haberse sometido a una lipoescultura, Rocío Flores parece estar viendo la luz al final de todo el proceso. Así lo desvelaba ella misma a través de sus stories de Instagram, donde reunía fuerzas para explicar a sus casi 800 mil seguidores algunas curiosidades sobre su última intervención.

Storie de Rocío Flores / Instagram
Storie de Rocío Flores / Instagram

Teniendo en cuenta que esta operación afecta especialmente a la zona del abdomen, muchos han sido los fans que se han cuestionado si la hija de Rocío Carrasco podrá o no ser madre, o si esto le supondría algún problema a largo plazo. Y lo cierto es que la influencer no lo tiene muy claro. Al parecer, aún no tiene respuesta a la duda sobre si tendrá opción de quedarse embarazada con total normalidad: “La verdad, para serte sincera, no he querido preguntarle a mi doctora porque me da miedo saber la respuesta. La siguiente revisión ya pregunta”, aseveraba, dejando entrever que existe la posibilidad de que este retoque tenga como gran inconveniente la dificultad a la hora de tener un hijo. Algo que le preocuparía considerablemente, más aún teniendo en cuenta que la hija de Antonio David ya había expresado en diversas ocasiones su deseo de convertirse en madre joven.

Storie de Rocío Flores / Instagram
Storie de Rocío Flores / Instagram

Admitiendo que realmente ha sido una de sus intervenciones más dolorosas, si no la que más, la joven desvelaba qué elementos protectores está usando ahora pese a haber pasado ya varias semanas de su paso por quirófano. De momento, tendrá que seguir llevando la tabla de corcho y dos fajas tubulares “para marcar cintura y cadera”: “No me las puedo quitar prácticamente nada durante el día. Eso sí, para dormir ya soy libre y puedo dormir sin faja”, señalaba en su preguntas y respuestas más esperado. No obstante, aún cuenta con ciertas cicatrices que con el paso del tiempo espera que desaparezcan: “Son puntitos pequeños y el número de cicatrices será en función de lo que te quiten y dónde, yo llevo varias la verdad”, confesaba. Es por estos motivos por los que aún interviene en virtud de colaboradora en El Programa de Ana Rosa de pie y apoyada en una mesa, mientras que el resto de sus compañeros se sientan en un sofá como es habitual en el espacio matinal.

Storie de Rocío Flores / Instagram
Storie de Rocío Flores / Instagram

Aunque para Rocío no han sido nada fáciles estos días, ha querido mandar un mensaje de ánimo y aliento a todas aquellas personas que quieran someterse a la lipoescultura: “El tiempo imagino que va en función de cada persona y de cómo vaya la intervención, yo fueron 4 horas creo y hubo alguna complicación. Siempre que te pongas en buenas manos, miedo ninguno (…) Todo es elegir bien a las personas, suerte si te la deseas hacer”, indicaba, visiblemente contenta por haber dado un paso que llevaba cierto tiempo meditando y del que ya está viendo los primeros resultados: “Me han quitado 4 kg en total. Me lo noto sobre todo en la ropa, la que estoy utilizando la llevo con una tabla de corcho y ya hoy dos fajas más y me abrochan”, apuntaba, después de haber seguido al pie de la letra las recomendaciones de los profesionales: “Los primeros 10 días con cruciales, no puedes hacer prácticamente nada sola”.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias