Paseo romántico

Complicidad y mucho amor en la vuelta a casa por Navidad de Rocío Crusset

Ver vídeo

Con la Navidad cada vez más cerca, son muchos los rostros conocidos que abandonan sus residencias habituales para volver a casa. Este ha sido el caso de Rocío Crusset. La top model lleva varios años instalada en Nueva York, pero ni la distancia ni la última ola de coronavirus han impedido que disfrute de la temporada navideña en España junto a sus seres queridos. Pero para sorpresa de todos, su vuelta a nuestro país ha contado con una compañía inesperada.

Rocío Crusset y Maggio Cipriani paseando / Gtres
Rocío Crusset y Maggio Cipriani paseando / Gtres

La hija de Mariló Montero está dispuesta a dar el pistoletazo de salida a sus vacaciones de Navidad junto a su novio, Maggio Cipriani. Hace ya dos años que comenzaron su relación, y aunque siempre han intentado mantenerla en la más absoluta hermeticidad, a veces resulta imposible ocultar sus sentimientos y protagonizan algunos paseos de lo más románticos como ha ocurrido en la última ocasión. En un primer momento, la hija de Carlos Herrera ha aprovechado el aterrizaje de su pareja para enseñarle la parte más cultural de la capital. El Museo del Prado acogió la llegada de ambos, que deseaban presenciar una de las mejores galerías pictóricas del mundo. Unos momentos más tarde, Rocío ejerció de perfecta cicerone al mostrar a Maggio los rincones más emblemáticos de la ciudad, entre los que está uno de los restaurantes más populares, Casa Lucio.

Para una cita tan especial, Crusset tenía claro que la comodidad era su prioridad y por ello decidió enfundarse en un total look black con la naturalidad por bandera. Con una coleta muy sencilla, la joven salió a la calle dispuesta a soportar las bajas temperaturas de la capital por estas fechas con unos botines planos, un pantalón ancho y un abrigo de doble botonadura. Por su parte, Cipriani también se decantó por el color negro al lucir un plumífero combinado con un pantalón del mismo tono.

Rocío Crusset y Maggio Cipriani en el aeropuerto / Gtres
Rocío Crusset y Maggio Cipriani en el aeropuerto / Gtres

Durante su salida por las calles de Madrid, la pareja derrochó complicidad y felicidad mientras se cogían del brazo y compartían confidencias en una conversación de lo más animada. Ambos se encuentran en el momento más pleno de su relación, ya que están a punto de celebrar su tercer aniversario después de haber decidido unir sus caminos a comienzos del 2019. Fue en abril de ese mismo año cuando la modelo trajo a Maggio a España para que conociese la tradicional feria de su tierra, donde también aprovecharon para hacer las respectivas presentaciones a los más allegados de Rocío.

Aunque lo cierto es que aún no viven juntos, siempre que pueden y sus trabajos se lo permiten no dudan en disfrutar de su tiempo libre en común, como ella misma desveló hace tan solo un par de meses: “Aunque obviamente convivimos mucho tiempo me apetece tener mi espacio, me gusta tener mi pisito y hacer mis cosas tranquilamente”, explicó, demostrando que aún no tiene previsto mudarse junto a su pareja pese a estar muy feliz junto a él. Por el momento, la joven prefiere centrarse en su trabajo como modelo, en sus estudios y en sus viajes constantes, mientras que su novio se prepara para ser el futuro heredero del Harry’s Bar de Venecia, ya que es el nieto del cofundador de estos grandes almacenes.

Rocío Crusset y Maggio Cipriani paseando / Gtres
Rocío Crusset y Maggio Cipriani paseando / Gtres

Lo último en Actualidad

Últimas noticias