SE DESPEJA LA INCÓGNITA

María Pombo desvela el sexo de su segundo bebé

María Pombo sexo bebé
María Pombo posando. / Gtres

Ha pasado justo una semana desde que María Pombo anunció a bombo y platillo su segundo embarazo. Lo hizo a través de su cuenta de Instagram, su principal fuente de ingresos y donde recopila nada más y nada menos que casi 3 millones de seguidores que permanecen atentos a todos y cada uno de sus movimientos, y en esta última ocasión no iba a ser distinto. Y es que, la influencer ha vuelto a hacer uso de nuevo de sus redes sociales para desvelar el sexo del bebé.

A lo largo de toda la tarde, la creadora de contenido ha hecho partícipes a sus fans de todos los movimientos que llevó a cabo para que la ceremonia de gender reveal de su segundo hijo fuera toda una sorpresa tanto para ella como para el padre, Pablo Castellano. Para ello, la empresaria quiso que Luis Zamalloa, novio de su hermana Marta, fuera la primera persona en saber todo y la encargada de decir a la dependienta de una tienda el resultado, para que así ésta pudiera elaborar un pedido con todo lo necesario para que los padres pudieran pinchar un globo gigante que dentro contendría confeti de un color u otro, dependiendo del sexo del bebé: si era niña sería rosa, y si era niño sería azul. Un hinchable que transportaron con total cuidado hacia el lugar donde tendría lugar la fiesta posterior y donde podría saberse finalmente si el pequeño Martín tendrá un compañero o una compañera de juegos de cara a los próximos meses.

Antes de saberse la buena nueva, María aprovechaba para preguntar a todos los invitados allí presentes sobre si creían que sería una niña o nuevamente un niño, y la mayoría de ellos tenían claro que en este caso sería una fémina la que llegaría a la vida de Pombo, Castellano y su hijo para aumentar su familia de la mejor forma. Algo en lo que no se equivocaban, ya que minutos más tarde, Martín aparecía en escena en un carrito repleto de globos rosas con el que dejaba entrever que muy pronto tendría a su hermanita junto a él, a la cual han decidido llamar Vega.

No obstante, María ha querido recalcar que todos estos preparativos tuvieron lugar a comienzos de este mismo año, fecha en la que ya todos los seres queridos de la influencer sabían incluso el sexo del pequeño en camino, mientras que prefería aún mantener la noticia en la más absoluta privacidad para respetar el periodo de riesgo propio de un embarazo, el cual suele girar en torno a los tres meses. Una tarea que ha resultado ser bastante complicada para la ex de Álvaro Morata, sobre todo teniendo en cuenta que, durante su pasada visita a La Resistencia en noviembre, enseñó su galería sin llegar a imaginar que en ella se encontraban las imágenes de un test de embarazo que dinamitaba esta sorpresa por completo, al ser muchos de sus seguidores los que ya intuyeron que era suyo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias