¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Un propósito en el aire y muchos sueños cumplidos: el lado más resiliente de Lourdes Montes

Lourdes Montes
Lourdes Montes en un photocall. / Gtres

Si hay un rostro que poco a poco ha conseguido hacerse un hueco en el mundo flamenco dentro de nuestras fronteras, ese es sin duda alguna el de Lourdes Montes. Fue durante el pasado 2011 cuando la abogada cruzó miradas por primera vez con uno de los toreros más destacados de aquel entonces tanto por lo profesional como por lo personal, Francisco Rivera, probablemente sin llegar a imaginar que sus caminos acabarían uniéndose para siempre, y sin embargo, así fue.

Francisco Rivera y Lourdes Montes / Gtres
Francisco Rivera y Lourdes Montes vestidos de gala. / Gtres

Después de haber vivido un sonado matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo, fruto del cual nacía su hija Cayetana, el torero volvía a abrir su corazón a la diseñadora, dispuesto a pasar por el altar por segunda vez. Algo que quizá a priori no vio tan claro la estilista, que no había tenido una vida nada fácil. Y es que, con tan solo 11 años, Lourdes tuvo que hacer frente a la pérdida de su progenitor, viéndose obligada a madurar de manera más temprana con ayuda de cuatro pilares fundamentales: Lourdes Parejo, su madre; José Manuel Soto, su tío; Francisco Rafael, más conocido como Curro, su hermano; y por último Isabel Calendaria, su hermana y también socia conocida como Sibi en la actualidad. Sin embargo, la sevillana finalmente dio una oportunidad amorosa al diestro más ligón del país en aquel momento, algo de lo que no se ha arrepentido en ningún momento, dando pie a una historia de amor fruto de la que nacieron sus dos hijos en común, Carmen y Curro.

Lourdes Montes regalos sin gastar mucho
Lourdes Montes en una presentación de moda. / Gtres

De esta manera, el nombre de Lourdes Montes comenzaba a copar titulares en el papel cuché, y no es para menos. La diseñadora no solo había comenzado un romance con el hijo de Paquirri, sino que también se había atrevido a crear el vestido con el que le daría el «sí, quiero», lanzándose de lleno al mundo de la moda y recogiendo así el testigo estilístico de su abuela junto a su hermana, creando su propia marca de ropa nupcial, Analilen, la cual no tuvo mucho éxito. Sin embargo y lejos de rendirse, la sevillana puso en marcha un nuevo proyecto, Miabril, aunque esta vez como diseñadora de trajes de flamenca que ha resultado servir de perfecta inspiración para un sinfín de influencers que año tras año viajan a Sevilla para sumergirse en la famosa Feria de Abril y no disponen del atuendo adecuado. Pero, lejos de cerrarse a lo conocido, la cuñada de Cayetano Rivera también ha querido ampliar horizontes a la hora de ser imagen de otras marcas dada su popularidad como creadora de contenido. Es por ello que sus sueños nunca se han estancado y siempre ha intentado seguir creciendo tanto a nivel laboral como en el ámbito privado, razón por la que en diversas ocasiones ha admitido estar dispuesta a vestir a la Reina Letizia, algo que aún no ha sucedido y que no tenemos duda alguna que acabará pasando.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias