Fin de un ciclo

Leo Messi: lo que hay detrás del ’10’ cuando los focos se apagan

Ver vídeo

Leo Messi no volverá a vestir más la camiseta del FC Barcelona. Han sido 20 años de goles, regates de fantasía, títulos, reconocimientos individuales, etc. Todo un legado imborrable que se manchado parcialmente con lo oscuro y conflictivo de su salida entre todas las partes. Desde que el pasado año mandara un burofax con el objetivo de dejar el club, se ha hablado muchísimo de él en clave deportiva, pero, ¿qué hay más allá del pequeño pero letal delantero argentino?

Sorprende sobremanera que un futbolista de tanto éxito y tirón mediática tenga un perfil privado tan bajo. Todo lo que tiene de excelencia con una pelota en los pies, lo es de convencional en su vida privada. El hermetismo siempre ha marcado su vida. Nunca le ha gustado aparecer en los titulares si no ha sido por sus goles. Los focos no van con él pero siempre los ha tenido apuntándolo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi)


El rosarino tiene 242  millones solo en Instagram pero se considera una personal normal y corriente. Una de las pocas veces que se abrió al gran público fue en diciembre de 2020, cuando concedió una entrevista a Jordi Évole. Ya entonces se pudo atisbar la sencillez que marca su vida cotidiana: «Mi día a día es muy normal y, a veces, aburrido (…) me levanto, desayuno, llevo a los chicos al cole, entreno, vuelvo, como con Antonella… la verdad, poco más». Y no engaña a nadie, es tal cual.

Desde que en 2002 se instalase definitivamente en Barcelona, Messi puso en marcha un ritmo de vida muy tranquilo, casero y familiar. Su mujer, Antonela Roccuzzo y los tres hijos del matrimonio: Thiago (8), Mateo (5) y Ciro (2) forman una piña. El hogar familiar donde se encontraban residiendo actualmente en la Ciudad Condal se encuentra ubicado en la urbanización Bellamar de Castelldefels, donde viven otras futbolistas. Por ella pago unos 6 millones de euros. Allí han pasado momentos inolvidables mientras veían crecer a sus pequeños y es una de las cosas que más echarán de menos con su marcha de Barcelona.

Messi: negocios y tiempo libre

Dentro de su normalidad, no es el exjugador del FC Barcelona uno de esos rostros conocidos que buscan enriquecerse y ocupar su tiempo por otras vías, como podría ser el caso de Gerard Piqué o Cristiano Ronaldo. Tiene inversiones pero prefiere delegarlas en la figura de su padre, Jorge Messi, encargado de llevar las riendas de su carrera, y de sus asesores. De entre todos los negocios del crack argentino destaca su grupo hotelero ‘MIM Hotels’, que ha abierto alojamientos de lujo en algunos de los destinos mediterráneos más de moda como son Sitges, en la costa de Barcelona y en las islas de Ibiza y Mallorca. Su última apertura ha sido en las pistas de esquí de Baqueira Beret, muy frecuentada por VIPS, con vistas únicas al Valle de Arán.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi)

En clave negocio también hay que apuntar su propia marca de ropa ‘The Messi Store’. Nació en 2016 cuando una red global de personas apasionadas y creativas, desde Rosario, Argentina, Nueva York, Londres y Barcelona, expresó una visión compartida y comenzó a sentar las bases de lo que sería la línea textil del argentino. La premisa fue crear una identidad de marca que reflejara el propio objetivo de Leo de precisión tanto dentro como fuera del campo. Para ello, el argentino se rodeó de la directora creativa Ginny Hilfiger y de Marisol Messi, hermana del astro del balón, haciendo la tarea de Brand Manager.

Hay tres placeres que Leo Messi no perdona en su tiempo libre: dormir mucho, el mate y la Play Station. Siempre que su agenda se lo permite disfruta de su familia sin renunciar a estos caprichos. También es un gran aficionado a hacer los tradicionales asados argentinos en casa de sus compatriotas o con amigos. ¿Y cuando llegan las vacaciones de verano? Messi lo tiene claro, como Ibiza no hay nada. Son ya varios años los que la familia se sube a bordo de su yate para surcar las aguas de la isla pitiusa, lugar del que están completamente enamorados y que podrán seguir visitando cada temporada estival.

Leo Messi y Antonella, muy cariñosos / Gtres
Leo Messi y Antonella, muy cariñosos, en una foto de este verano en Ibiza / Gtres

Otro de los tentáculos que ha tenido Messi durante todo este tiempo en Barcelona ha tenido un fin benéfico. Hablamos de la fundación que lleva su nombre, cuya labor consiste en «actuar en favor de los niños y adolescentes en situación de riesgo a nivel nacional e internacional, en sociedad con otras instituciones que desarrollan proyectos alineados con los ideales fundamentales: salud, educación y deporte. Asimismo, es también finalidad la asistencia, promoción, implementación y/o financiación de cualquier proyecto consistente en la creación, adopción, reparación o mejora de cualquier instalación independientemente del tipo que sea, tanto hospitalaria, educativa y/o deportiva cuyos beneficiarios sean menores de edad, en especial aquellos que sufran cualquier tipo de enfermedad o dolencia», según se específica en su web.

¿Y ahora, qué? Esa es la pregunta que se hacen todos. Messi deja atrás su Barcelona querida para embarcarse en una nueva aventura que todo apunta a que tendrá acento francés. A la hora que se escribió este artículo, el Paris Saint-Germain de Sergio Ramos negocia para incorporarlo a sus filas. Será el inicio de una nueva vida.

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias