ANIVERSARIO DE BODA

Las bodas de plata de Elena de Borbón y Jaime de Marichalar

Se cumplen 25 años de unos de los eventos más sonados de la familia real; la boda de la primogénita de los Reyes eméritos, Elena, con Jaime de Marichalar.

Este 18 de marzo, hace un cuarto de siglo, se celebró el enlace matrimonial entre la Infanta Elena y el hijo de los condes de Ripalda, Jaime de Marichalar. El lugar escogido para el evento royal del año fue la Catedral de Sevilla. Las calles de la capital andaluza se llenaron de gente que quería vivir de primera mano la boda de la primogénita de don Juan Carlos y doña Sofía.

Los medios de comunicación de muchos países viajaron hasta España para retransmitir la boda del momento. Los periodistas españoles llevaban semanas esperando y preparando el reportaje y los directos del enlace. El alquiler de los balcones desde donde se podía ver la boda estaba por las nubes. Desde Alfonso XIII, no se había celebrado en España una fiesta matrimonial de estas características.

La novia escogió al diseñador Petro Valverde para confinar su vestido. Fue una prenda clásica y sencilla, siguiendo la línea del estilo la Infanta Elena. Para concluir, coronó su cabeza con la tiara de los Marichalar, un regalo de su suegra.

Elena de Borbón y Jaime de Marichalar saludando a la gente que les esperaban a las puertas de la iglesia. Imagen de archivo / GTRES
Elena de Borbón y Jaime de Marichalar saludando a la gente que les esperaban a las puertas de la iglesia. Imagen de archivo / GTRES

Hoy, se cumplen 25 años de ese momento pero, la pareja, no celebrará el aniversario de las bodas de plata juntos.  La pareja tuvo dos hijos, Felipe Juan Froilán de Todos los Santos y Victoria Federica. En 2001, vivieron uno de los sustos más duros de sus vidas; Jaime de Marichalar sufría una isquemia cerebral que le dejaba toda la parte izquierda de su cuerpo completamente paralizada como secuela.

Decidieron mudarse a Nueva York durante un año para que el marido de la hermana mayor de Felipe VI pudiera recuperarse tranquilamente del ictus que sufrió mientras hacía deporte en el gimnasio. Dos años después, el matrimonio volvió a sufrir un revés en sus vidas. La Infanta Elena tuvo un aborto espontáneo durante el embarazo de su tercer hijo con Jaime de Marichalar.

Los padres junto a sus hijos , Felipe Froilán y Victoria Federica. Imagen de archivo / GTRES
Los padres junto a sus hijos , Felipe Froilán y Victoria Federica. Imagen de archivo / GTRES

Tras haber compartido juntos momentos muy significativos en sus vidas,  en 2007, anunciaron el ‘cese temporal de la convivencia’, el cual intentaron adornar diciendo que no significaba la separación definitiva del matrimonio. Pero, finalmente, en 2009 firmaron los papeles del divorcio definitivos y pusieron fin a su relación.

A día de hoy, después de su separación, la pareja escogió caminos muy diferentes y ajenos al mundo royal. Cada uno no ha hecho más que demostrar que han buscado ser más libres y anónimos desde su divorcio. Jaime dejó a un lado su título de duque de Lugo y cambió su actividad en el sector bancario por la industria de moda.

Elena de Borbón y Jaime de Marichalar en la boda del príncipe heredero Federico de Dinamarca. Imagen de archivo / GTRES
Elena de Borbón y Jaime de Marichalar en la boda del príncipe heredero Federico de Dinamarca. Imagen de archivo / GTRES

Por otro lado, la Infanta Elena, sigue la misma línea que su exmarido. Intenta lleva una vida de lo más discreta posible, teniendo en cuenta la familia de la que proviene. Acompaña a su padre en su tiempo libre y comparte con él muchas actividades de ocio.

Ahora, tras los duros momentos que está pasando la Familia Real española desde que anunció el rey Felipe, el pasado domingo, su renuncia a la herencia de su padre y la cancelación de la asignación del mismo, Elena se muestra al lado de don Juan Carlos más que nunca, demostrando siempre ser la fiel escudera de la familia.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias