El blog de Paloma García-Pelayo

Belén Esteban, arrastrada al conflicto judicial Rocío Carrasco – Antonio David Flores

Este viernes, Belén Esteban tiene una cita nada agradable en los juzgados de Madrid. Citada por el juez, declarará junto la mujer de Antonio David Flores, Olga Moreno, ambas en calidad de investigadas, en una querella interpuesta por Rocío Carrasco.

Seguro que Belén Esteban no pensaba que al defender a Antonio David en un plató de televisión iba a tener serios problemas después con Rocío Carrasco. Y no porque su relación haya sido buena o mala a lo largo de los años, que lo desconozco, sino porque el argumento que utilizó para apoyar públicamente al exmarido de Rocío, casado desde hace casi 12 años con la malagueña Olga Moreno, podría constituir un presunto delito de revelación de secretos. Ambas declaran este viernes ante el juez en calidad de investigadas.

Belén Esteban
Belén Esteban declara este viernes ante el juez / Gtres

Los hechos se remontan a finales de septiembre de 2019, cuando Antonio David Flores participaba en el reality ‘Gran Hermano VIP’. En esa fecha ya estaba siendo investigado por el juzgado de Instrucción número 2 de Alcobendas, cuya titular dictaba el día 30 de ese mismo mes un auto en el que confirmaba su procesamiento por insolvencia punible y estafa procesal, tal y como adelantó el periodista Daniel Montero en el digital ‘Nius’. Antonio David tendría que ir a juicio. No cabía recurso y el procedimiento se enviaba a la Audiencia Provincial de Madrid. La juez le daba, además, 24 horas para depositar una fianza de 80.000 euros para hacer frente a una posible responsabilidad civil. El malagueño se encontraba aislado del exterior y sin posibilidad de comunicación, tal y como exigen las normas del reality. La orden de la juez llevó a titulares la complicada situación del exagente. ‘Nius’ apuntaba incluso que Flores tendría que abandonar el concurso para ser notificado. Su verdadera realidad estaba fuera de los estudios de televisión. Lo llevaban a juicio por el presunto cobro de casi 200.000 euros, a través de terceros, y declararse insolvente para no pagar a su exmujer, Rocío Carrasco. Una deuda que arrastra desde que se separaron y corresponde al impago de pensión alimenticia de sus hijos. Su abogado consiguió posponer la notificación hasta el final del reality. Antonio David ganaba tiempo, pero el debate ya estaba en los medios. Es ahí donde interviene Belén Esteban, como colaboradora de varios programas de televisión, en el debate; la decisión judicial, en la situación del exagente, en la guerra Flores-Carrasco. El malagueño había transmitido en el concurso cuánto había sufrido en los últimos años, sobre todo por las demandas de su exmujer, en especial por la que le interpuso por secuelas por maltrato psicológico, sobreseída provisionalmente.

Antonio David Flores
Antonio David Flores participó en ‘GH VIP’ en 2019 / Gtres

La cuestión es que 17 días después de que la juez procesara a Antonio David y le ordenara a pagar una fianza de 80.000 euros, Belén Esteban se metió en un jardín complicado o, tal vez, la metieron. Aseguró que si Antonio David Flores le debía alguna cantidad a Rocío Carrasco se la tendría que pagar a Hacienda y no a ella porque tenía deudas pendientes. Creo recordar que leía en su móvil. Estaba revelando parte del contenido de una carta que Hacienda había dirigido a Antonio David Flores a su domicilio en Málaga. Un oficio que afectaba a un tercero, que no es otra que Rocío Carrasco. Belén lo desvelaba ante la audiencia del programa “Sálvame”. El debate siguió y se alegó a una deuda que la hija de la Jurado contrajo con la comunidad de Madrid. Seguramente pensó que esa deuda de Carrasco era ya conocida públicamente, pero esa comunicación concreta que le envían a su exmarido estaba protegida y formaba parte de un expediente que no es público, según me explica un experto en ley de Protección de Datos, independientemente de la deuda. ¿Cómo llegó a Belén esa comunicación de Hacienda? Teniendo en cuenta que el juez ha citado también como investigada a Olga Moreno, la mujer de Flores, se entiende que sería ella la persona que habría recogido la carta, la habría abierto y habría trasmitido a un tercero el contenido de esta. Quizá pudo haber alguna otra persona que recibiera esa información, pero quien la hace pública, el mismo día que, al parecer, se recibe la comunicación, es Belén.

Los debates implican normalmente posicionarse y entiendo que Belén quería defender a Antonio David y no midió que, por encima de su empatía, había una orden judicial, una fianza que pagar y una perjudicada: Rocío Carrasco. Lo que no comprendo es como exponen a la Esteban de esa manera. Antonio David ni siquiera pudo decidir, en esa ocasión. Exponerla. Defender. Atacar.

Olga Moreno
Olga Moreno también debe comparecer ante el juez / Gtres

La presunta revelación de secretos llegó a los juzgados a mediados del pasado 2020 y el número 2 de los de Alcobendas la archivó. Tras recurrir Rocío Carrasco, la Audiencia Provincial de Madrid ordenó, sin embargo, que siguieran las diligencias de investigación y tipificó el delito como posible revelación de secretos en el que habrían intervenido Olga y Belén. Puede parecer un hecho aislado, pero no. El conflicto entre los excónyuges viene de lejos. Cada paso importa, cada declaración también. Parece que la causa incluye dolo, intención de perjudicar. Olga no cometió delito al abrir la carta de su marido. Él no estaba. Debía saber de qué se trataba. Quien transmite el contenido pretendía, posiblemente, defender a Antonio David frente a Rocío Carrasco. Si fue Olga, en su decisión arrastró a Belén Esteban también. Este viernes declaran ambas.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias