ARROPADA POR LOS SUYOS

EXCLUSIVA: Así ha celebrado Ana Obregón su 67 cumpleaños

Ana Obregón está de celebración, ya que este viernes suma una nueva vuelta al sol. Tal y como ha podido saber Look en exclusiva, la actriz ha festejado su 67 cumpleaños de una manera tan atípica como especial, puesto que, aunque este viernes no podrá hacer gran cosa por tratarse de un día laborable en el que tanto ella como su círculo más íntimo tienen que hacer frente a sus compromisos profesionales, supo prever la situación y adelantar la celebración a una fecha realmente importante para ella. Sopló las velas junto a su progenitor el día de su 96 cumpleaños rodeada de sus inseparables hermanos.

Ana Obregón posando en un photocall / Gtres
Ana Obregón posando en un photocall / Gtres

Ella sabe mejor que nadie lo que es “perdonarse la vida todos los días” y “tener la obligación de seguir viviendo” después de haber perdido al que ella misma consideraba el motor de su vida. Conoce de cerca el significado exacto de la palabra problema, también el de tragedia, y ha sufrido en sus propias carnes lo que es sentir el dolor que provoca una gran ausencia, y más aún si se trata de la de tu propio hijo. Álex Lequio no solo era un joven que irradiaba simpatía, humildad, alegría y humanidad a cada paso que daba, también era los ojos, las manos y los pies de una de las actrices más queridas y respetadas de nuestro país. Su hijo le daba sentido a su vida y tras perderlo creyó que nunca más volvería a ver la luz.

Lo cierto es que el fallecimiento del joven ha dejado un gran vacío entre sus familiares y amigos, pero en una emergente necesidad de buscar de cada cosa algo positivo, un motivo por el que volver a sonreír y celebrar cada día como si fuera el último, esta terrible situación tan triste como injusta le ha permitido a Ana presumir con orgullo de los grandes amigos que tiene a su lado.  

Ana Obregón y Álex Lequio / Gtres
Ana Obregón y Álex Lequio / Gtres

Según se pudo comprobar en el recién emitido programa de Mi casa es la tuya, además de su familia, la bióloga cuenta con grandes amigos a los que estará eternamente agradecida por el apoyo, el cariño y la fuerza brindada para continuar. Susana Uribarri, Boris Izaguirre, Luis Rollán y Raúl Castillo se han convertido en los principales apoyos de Ana Obregón. En ellos, además de una vía de escape, ha encontrado un sustento en el que apoyarse para coger impulso, y es por esto por lo que en un día tan especial como es su 67 cumpleaños, era inimaginable que no fuese a contar con la felicitación de sus más íntimos, los cuales no han dudado en aclarar los planes que tienen para hacer del gran día de la presentadora algo mágico e inolvidable, así como lo que realmente sienten y piensan de ella en un momento en el que su amistad alberga ya varias décadas. La bióloga sigue luchando contra viento y marea por seguir adelante y ahí están sus amigos para facilitarle esta tarea. Ahora, tanto Susana como Luis expresan sus mejores deseos a una mujer de la que destacan su fuerza, su valentía y sus ganas de ser feliz.

Tal y como se ha comentado en párrafos anteriores, Susana Uribarri, considerada la mano derecha de Obregón, además de su amiga y confidente, ha confirmado para Look que Ana no se ha adentrado en los preparativos de la celebración de su cumpleaños porque no lo va a poder festejar. Lo primero es lo primero y en este caso es el trabajo lo que acapara toda su atención: “No tenemos nada preparado porque vamos a estar trabajando, pero lo celebraremos” ha confesado la representante.

Ana Obregón riendo a carcajadas / Gtres
Ana Obregón riendo a carcajadas / Gtres

No obstante, Uribarri tiene claro que antes o después lo van a festejar con un viaje de amigas marcado por las risas y la absoluta diversión: “Seguro que nos haremos algún viajecito para celebrarlo, pero bueno, más adelante. Todavía no tenemos ni destino, estamos pensándolo” anunció.

Según Susana, Ana tampoco podrá reunirse con su familia, ya que cae en un mal día como para poder hacer algo especial. Sin embargo, una Ana previsora se adelantó a este momento aprovechando la reunión familiar organizada con motivo del cumpleaños de su padre para celebrar, en cierto modo, el suyo también. “Ese día no se va a reunir con su familia porque es un viernes y no va a hacer nada especial. Ellos ya lo han celebrado. Como se juntan con su padre cada dos por tres, hicieron el de su padre y el de Ana junto” explicó.

Celebraciones aparte, la mánager hizo uso de su habitual amabilidad para contestar con sinceridad a las preguntas más personales de su compañera de vida. No solo confesó la notable mejoría que su entorno ha apreciado desde que la bióloga se decidió a volver al trabajo, sino que también reconoció que ha logrado encontrar en la rutina la mejor distracción. Es tanto lo que se implica en cada uno de sus proyectos, que por un momento logra olvidar los problemas, aunque sea de manera temporal. Todo un avance del que además de partícipe, Susana se siente orgullosa, reconfortada y sobre todo feliz: “Está bien, gracias a Dios, pasito a pasito como dice ella. Cuando trabaja se le olvida todo, con lo cual está mejor y eso es fantástico” apostilló.

Ana Obregón y Susana Uribarri / Gtres
Ana Obregón y Susana Uribarri / Gtres

Del mismo modo, reconoció que ha encontrado un halo de esperanza en todas las cosas buenas que la vida le está devolviendo: “Yo creo que poco a poco va viendo la luz al final del túnel” reconoce la madrileña. No obstante, no resta importancia a su duelo, destacando de su amiga su garra, su fuerza y su envidiable valentía para enfrentarse día a día a un sinfín de recuerdos que, en vez de limitarla, le hacen seguir adelante: “Esto es una cosa que la llevas de por vida, que no se olvida para nada, ni se deja de sentir. Ella sigue yendo todos los días al cementerio a estar con su niño y con su mami, pero bueno, por lo menos consigue trabajar y hacerlo muy bien, entonces eso ya para mi es la ayuda que la puedo aportar, tenerla entretenida y bien” reconoció Susana.

Otra de las personas más allegadas a Ana Obregón es Luis Rollán y, como no podía ser de otra manera, el colaborador no ha rechazado la oportunidad de hablar maravillas de su íntima amiga. “Yo le deseo lo mejor del mundo” expresó.

Ana Obregón y Luis Rollán / Gtres
Ana Obregón y Luis Rollán / Gtres

Como si de una coincidencia se tratara, Luis y Ana cumplen los años con un día de diferencia. El pasado 17 de marzo, el colaborador celebró su 46 cumpleaños, mientras que este viernes es el turno de la que él considera su hermana. Ambos se felicitan y se dedican sus mejores palabras en días especiales, que siempre que pueden intentan festejar: “Nos llevamos un día, entonces de toda la vida ella me ha felicitado a mí antes y al día siguiente yo a ella porque yo soy del 17 y ella del 18, somos piscis los dos” confesó. Luis va a intentar verla y, si es que quiere, comer con ella, aunque según el sevillano, es algo que “depende de ella”.

Solo Luis es capaz de contagiar su alegría y desparpajo a una Ana a la que día a día va viendo más animada. “Ya por lo menos sale un poco a temas profesionales” aseguró aliviado y afirmando que de momento que el ocio lo sigue teniendo un algo aparcado. Es por esto por lo que Luis intenta llamarla para hablar con ella y comprobar que está bien: “Hablamos con ella por teléfono. Eso es un proceso lento y ahí estamos” notificó orgulloso de los grandes progresos que su gran amiga ha protagonizado en tan poco tiempo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias