Actualidad

Indecisión en el entorno de Ángel Nieto

Destrozados, Gelete y Pablo Nieto cuentan cómo serán las próximas horas

Destrozados, Gelete y Pablo Nieto cuentan cómo serán las próximas horas
Ver Galería
Gelete Nieto y Beatriz Matallana llegando al tanatorio / Gtres
0 Comentar

La muerte de Ángel Nieto está todavía muy fresca, tanto que sus familiares todavía no han tenido tiempo ni de digerir su pérdida ni de decidir qué harán con el cuerpo del piloto. A las puertas del tanatorio de Ibiza sus hijos mayores, Gelete y Pablo, destrozados y al borde de las lágrimas han atendido a la prensa para explicar cuáles son los planes más inmediatos.

Pablo Nieto
Pablo Nieto llegando al tanatorio

El mediano de los hijos del campeón del mundo ha sido el primero en aparecer por el tanatorio, sobre las diez menos cuarto de la mañana. Visiblemente cansado, Pablo ha reconocido que sí que habrá un futuro homenaje al de Vallecas: “Creo que mi padre se merece una despedida como es él, a lo grande, y que todo el mundo que quiera estar a su lado pueda estar”, ha explicado.

 

Poco después llegaba Gelete Nieto, muy afectado y con dificultades para hablar. “Mis hermanos están igual que yo, sacando fuerzas de donde no hay”, decía. “Mi padre era un tipo risueño, divertido e incluso puedo atreverme a decir, cachondo, y es lo que estamos intentando ser nosotros ahora”.

Ángel Nieto
Ángel Nieto en una moto de agua en Ibiza en 1999 / Gtres

Además, ha querido agradecer todo el apoyo que están recibiendo en estos momentos, tanto en persona como a través de las redes sociales: “Al final son momentos muy duros, pero también bonitos, mi padre luchó mucho por lo que hizo y me emociona. Yo creo que mi padre estará orgulloso de cómo lo estamos haciendo”.

Sobre los próximos pasos a seguir los hermanos coinciden, todavía es pronto para decidir: “No tenemos nada claro. Nos queremos sentar toda la familia, asimilemos bien todo valoraremos qué hacemos. De momento, tiene que estar dos días en Ibiza al ser un accidente, tienen que hacer la autopsia”, reconocía Pablo. Unas palabras que complementaban a las de Gelete, abrumado por la situación: “Son momentos muy difíciles y jamás pensé que yo tendría que organizar esto”.

Roto de dolor, el hijo mayor de Ángel Nieto se derrumbaba al recordar la figura de su padre: “Creo que pasará mucho tiempo y se hablará mucho de Ángel Nieto. Ahora solo quedo yo como Ángel Nieto y la verdad que no me gusta”.

Últimas noticias