Moda

Trucos para comprar la ropa sin probártela y no tener que devolverla

Ir a comprar ropa se ha convertido en un deporte de riesgo.

Trucos para comprar la ropa sin probártela y no tener que devolverla
Trucos para comprar la ropa sin probártela y no tener que devolverla

Ir a comprar ropa se ha convertido en un deporte de riesgo. Sin posibilidad de poder acceder a una tienda con normalidad, se requieren varias medidas de seguridad y un aforo máximo que puede limitar nuestros sueños. El tiempo es oro en el interior de cualquier tienda y la odisea de probarse una prenda puede ser más complicada que el camino de Ulises de vuelta a Ítaca. Para evitar hacer colas, perder los nervios o la prenda deseada, nada mejor que ir sobre seguro. Toma nota de lo que tienes que hacer para comprar la ropa sin probártela.

Consejos para comprar la ropa sin probártela y no tener que devolverla

  • Las camisetas y los tops es casi imposible que queden mal. Con la talla en mente y las medidas bien tomadas, estas dos prendas quedarán bien, no es necesario que te las pruebes. Asegúrate de que el color y el estilo sea el adecuado.
  • Nunca compres ropa muy ceñida, en caso de duda opta por quedarte con la talla más grande. Un cinturón o una pinza lo arreglan todo si es un poco más ancho. Además, en determinados momentos nos puede ayudar a sentirnos muchos mejor, más sueltas. Si nos queda muy ceñido el drama puede ser de proporciones bíblicas.
  • Busca diseños limpios y rectos. La sencillez puede marcar esta nueva etapa. Nada mejor que optar por diseños sencillos que no tengan nada, pero que a la vez lo tengan todo. Tendrás que buscar una opción de básicos para poder darles un poco de alegría o personalizarlos en casa. Los complementos serán tendencia.
  • El escote de pico siempre favorece. Si quieres apostar por un tipo de escote que te favorezca este tipo es perfecto. Te alargará el torso y te da margen para una gran variedad de collares que le darán un poco más de vida a cualquier look.
  • Los tejidos ligeros se adaptan mejor. El algodón, un poco de elástico o alguna combinación que permita que la prenda tenga una caída sobre el cuerpo más bonita, puede ser el secreto de esta forma de ir de compras. Si te atreves con el elástico se ceñirá al cuerpo sin miedo a nada, aunque tiene un límite, siempre que sea de tu talla, todo irá bien.

Adaptarse a esta nueva situación puede ser complicado, pero con un poco de esfuerzo lo conseguiremos. Con estos consejos  empieza a prepararte para la nueva era de las compras físicas, con unos probadores limitados y unas prendas que deberán desinfectarse.

Lo último en Estilo

Últimas noticias