UNA JORNADA IMPORTANTE

La ternura de Carolina de Mónaco con sus sobrinos, protagonista en Santa Devota sin Charlene

El Principado de Mónaco ha cumplido una vez más con la primera jornada de las celebraciones de Santa Devota. Este miércoles por la tarde, algunos de los miembros de la familia Grimaldi no han faltado a la tradicional quema de la barca. Un acto que, como era de esperar, ha estado marcado por la ausencia de la princesa Charlene. Se cumple ya un año desde que la esposa de Alberto de Mónaco participó por última vez en un acto oficial antes de que se marchara a Sudáfrica, donde contrajo una infección en las vías respiratorias altas que le ha supuesto numerosas complicaciones. De hecho, a pesar de que a principios de noviembre conseguía por fin regresar a Montecarlo, apenas pasaba tiempo en casa y pronto ingresaba en una clínica en Suiza para iniciar un tratamiento intensivo de recuperación de las secuelas del proceso que ha vivido. Secuelas que, tal como confirmaba el propio soberano, son tanto físicas como mentales. Hasta la fecha, todavía no se ha confirmado cuándo podrá ser posible que la Princesa retome su actividad pero, mientras tanto, el príncipe Alberto está recibiendo el apoyo de su familia, sobre todo de sus hermanas, que le ayudan en las tareas de representación, tal como hacían hasta la llegada de Charlene.

Mónaco
La familia Grimaldi en la quema de Santa Devota. / Gtres

Así ha sido esta vez. Además de sus dos hijos menores, Jacques y Gabriella, el príncipe Alberto ha estado acompañado por su hermana, la princesa Carolina de Hannover, y su sobrino, Louis Ducruet, con quien mantiene una excelente relación. A este último se le ha visto de manera habitual en actos señalados recientemente, acompañando a su madre, la princesa Estefanía, o incluso con los pequeños Jacques y Gabriella.

Mónaco
Jacques y Gabriella se abrazan en el acto. / Gtres

Como era de esperar, los hijos del soberano se han convertido en los grandes protagonistas de la velada. Jacques y Gabriella han vuelto a demostrar la especial conexión que mantienen y no han dejado de dedicarse miradas y gestos de cariño todo el tiempo. La Princesa ha lucido un bonito abrigo de pelo en color azul eléctrico bajo el que se intuía un conjunto de color gris. Sobre la cabeza, una boina en color negro, medias oscuras y bailarinas a tono. El Príncipe ha llevado un look algo más formal, muy al estilo del de su padre, aunque en su caso, con zapatillas de deporte.

Mónaco
Quema de la barca de Santa Devota. / Gtres

En la primera jornada de las festividades de Santa Devota se ha procedido a la tradicional quema de la barca, que han comenzado el príncipe Alberto con su hijo Jacques, como suele ser habitual. Más adelante, la princesa Carolina ha hecho lo mismo junto a su sobrina Gabriella. Será hoy cuando se lleve a cabo el servicio religioso en la iglesia de Santa Devota del Principado. Un acto al que no se espera que acudan los hijos de Alberto de Mónaco, pero sí otros miembros de la familia Grimaldi.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias