Con sus hijos

Salen a la luz los detalles del encuentro privado entre Charlene y Alberto de Mónaco

Ver vídeo

Dos son las visitas que Alberto de Mónaco y sus hijos han hecho a Charlene en menos de un mes. El príncipe está volcado en el cuidado de su esposa, que se encuentra ingresada en una clínica de Europa en tratamiento para sanar su debilitada salud. El 23 de diciembre fue la primera vez que la familia pudo reunirse, algo que volvió a repetir el pasado 2 de enero. Todo esto con el objetivo de que tuviera fines terapéuticos para ella.

Charlene
La princesa Charlene con su hijo el pasado año / Gtres

Charlene volvió a sonreír cuando vio aparecer a sus dos mellizos por la puerta. Alberto II y los pequeños volaron en su jet privado hasta Suiza el pasado mes de diciembre. Esto ha sido un detalle que ha salido a la luz ahora. Los médicos que se ocupan de la vigilancia y cuidado de la princesa dieron previamente el visto bueno a que su familia viajara, de hecho consideraban que podría ser positivo. Durante las cuatro horas que estuvieron en la clínica les dio tiempo a comer juntos, jugar, cantar y también rezar.

Lo cierto es que ha experimentado una mejoría e incluso ha ganado algunos kilos de peso. Preocupaba muchísimo el estado de Charlene de Mónaco a su regreso a Sudáfrica, de donde vino extremadamente delgada y sin poder ingerir alimentos sólidos, motivado por su dolencia. Es por eso que decidieron que necesitaba estar sola y monitorizada, sin visitas más allá del las que hacía el cuerpo médico. Afortunadamente, eso cambió pronto.

Alberto de Mónaco, junto a sus dos hijos / Gtres
Alberto de Mónaco, junto a sus dos hijos / Gtres

También ha trascendido que Jacques y Gabriella llevaron a su madre algunos regalos. Quién sabe si las cartulinas que le hicieron el pasado Día de Mónaco y que exhibieron desde el balcón para deleite de todos los monegascos. Para los hijos de Charlene está siendo especialmente dura esta etapa alejados de su madre. Por suerte, sus tías, Carolina y Estefanía, han dado un paso adelante y junto al padre están muy pendientes de ellos. La familia está para eso pero también hay que demostrarlo, algo que hacen de sobra.

La segunda visita fue el pasado 2 de enero y sirvió para que los hijos de la exnadadora le felicitaran el año. Este encuentro duró mucho menos pero supuso una gran alegría para la exdeportista. Poco a poco se recupera de manera favorable pero no hay plazos para su vuelta a Mónaco, se quiere ir con cuidado. Mejor así.

Pese a su retiro, Charlene sí que utiliza sus redes sociales, donde se muestra activa. Felicitó el día a los monegascos, la Navidad a su familia con un christmas y también reporta actos solidarios: «El sentimiento de dar, ayudar y salvar vidas es lo que hace que mi fundación sea tan especial. Gracias a todos alrededor del mundo por sus continuas donaciones que nos permiten crecer cada vez más. Espero que esta Navidad traiga felicidad en todos los aspectos, así como amor durante toda la temporada. Que Dios bendiga a cada uno de ustedes infinitamente.
Con todo mi amor, Merci ❤», escribió hace poco.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias