FELIZ NOTICIA

Norteamericano y sin títulos (por ahora): todo lo que no sabes del nuevo ‘baby Sussex’

Los duques de Sussex han anunciado que esperan su segundo hijo para los próximos meses.

El príncipe Harry y Meghan Markle están de enhorabuena. Apenas unos días después del nacimiento del primer hijo de Eugenia de York y Jack Brooksbank, la pareja ha anunciado que espera su segundo hijo en común. Una muy feliz noticia para el matrimonio, sobre todo después de que hace unos meses Meghan sufriera un aborto sobre el cual escribió una desgarradora columna en el diario “The New York Times”.

Los duques de Sussex han anunciado la feliz noticia a través de un portavoz que ha explicado que “Archie se va a convertir en hermano mayor”. Además, han compartido una preciosa imagen en el jardín de su residencia en la que se aprecia perfectamente el estado de Meghan. La exactriz, ataviada con vestido de color claro aparece tumbada sobre el regazo del Duque y ambos se miran tiernamente. Una fotografía en blanco y negro tomada por el fotógrafo Misan Harriman, gran amigo de la pareja. Meghan se acaricia la tripita, un gesto que la vimos repetir de manera constante durante su primer embarazo. Todavía no se ha confirmado si el matrimonio espera un niño o una niña ni tampoco la fecha de salida de cuentas, aunque sí se ha especulado con que podría ser de cara al verano.

El príncipe Harry y Meghan Markle en una imagen de archivo./Gtres
El príncipe Harry y Meghan Markle han anunciado que esperan su segundo hijo para los próximos meses./Gtres

Aunque hayan sido los duques de Sussex quienes hayan hecho directamente el anuncio por su situación actual, lo cierto es que se tiene constancia de que han informado a la Familia Real antes de compartirlo con el mundo. Y es que hace algo más de un año, su idea de anunciar su salida de “La Firma” sin avisar a la Reina generó un importante malestar en la Institución, así como algunas tensiones que parece que con el tiempo se han suavizado en parte. No obstante, la llegada al mundo de un nuevo bebé para los Sussex podría tener significativas consecuencias en el devenir de los futuros acontecimientos, sobre todo en lo que respecta a la sucesión y a los planes más inmediatos sobre el Megixt.

Estaba previsto que Harry regresase a Reino Unido en los próximos meses, no solo para mantener un encuentro con la plana mayor de la Corona, sino también por los aniversarios de la Reina y del duque de Edimburgo. Unos planes que, si bien en un principio no incluían a Meghan, ahora mucho menos. Ya la Duquesa tuvo un primer embarazo de riesgo y un aborto a continuación, de manera que es más que probable que los facultativos le aconsejen reposo absoluto.

Hace pocos meses, la pareja se enfrentó a una dura pérdida debido al aborto que sufrió Meghan antes del verano / Gtres

Ante esta situación y, salvo que cambien mucho las cosas, el bebé de los Sussex será estadounidense por nacimiento, no como Archie, que es británico por nacimiento, aunque ahora el hogar familiar se encuentre en Estados Unidos y, por tanto, en caso de separación de los padres, tendría que haber consenso para regresar a Londres. Este bebé será el primer miembro de los Windsor de origen estadounidense y ocupará el octavo puesto en la línea de sucesión, por detrás de su hermano. Al igual que él y salvo expreso deseo de la Reina o del príncipe Carlos cuando acceda al Trono, no será príncipe ni tendrá tratamiento de Alteza Real, tal como además desean sus padres, que quieren que sus hijos no estén sometidos a las presiones que implican ser miembro de la Familia Real.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias