ESTADO DE ALERTA

La Reina Isabel sorprende con su admirable fortaleza

Ver vídeo

El pasado domingo, el Palacio de Buckingham anunciaba que la Reina Isabel había dado positivo en coronavirus. A pesar de que esta información generó bastante alarma por la avanzada edad de la monarca y sus recientes achaques de salud, lo cierto es que fuentes oficiales confirmaban que la soberana se encontraba bajo estricta supervisión médica y solamente tenía ligeros síntomas, similares a los de un catarro. Un alivio para su entorno, sobre todo tras unos meses convulsos y a pocas semanas de que se celebren los homenajes por su Jubileo de Platino.

Reina Isabel
La Reina Isabel en una imagen reciente. / Gtres

Aunque no se han dado muchos datos sobre su evolución, Windsor reveló que la Reina iba a mantener una actividad ligera. De hecho, a principios de semana enviaba un mensaje de felicitación a los equipos británicos de curling por sus éxitos en los Juegos Olímpicos de invierno. Un detalle que hacía pensar que la monarca se reincorporaría en breve a la agenda normal.

Sin embargo, no ha sido así. Poco después se confirmaba que, debido a los síntomas, se había tomado la decisión de anular los compromisos telemáticos de la soberana, que participa de manera asidua en videollamadas, más allá de sus encuentros presenciales. Una noticia que ha hecho pensar en que la monarca aún no se está recuperando y ha vuelto a generar preocupación en el entorno.

Reina Isabel
La Reina Isabel en una videollamada. / Gtres

No obstante, parece que, a pesar de los ligeros síntomas, Isabel II sí que está cumpliendo con algunas de las citas de su agenda. De hecho, tal como ha trascendido la monarca ha mantenido su audiencia semanal con el Primer Ministro, aunque con modificaciones. Tal como ha trascendido, la Reina ha optado por hablar por teléfono con Boris Johnson, para comentar los temas de actualidad que afectan al país. Un detalle que demuestra el compromiso de la soberana con la institución, así como su fortaleza.

Esta es una rutina que Isabel II lleva desarrollando a lo largo de todo su reinado. La monarca se reúne o conversa con el Primer Ministro al menos una vez a la semana. Lo ha hecho así desde siempre, con todos los que han pasado por el Gobierno desde que ascendió al trono. Desde Winston Churchill -con quien se decía que mantenía una relación especial-, hasta el actual Boris Johnson.

La reina recibe a Boris Johnson en Buckingham. / Gtres

Por el momento no se ha confirmado cuándo la Reina recibirá el alta, aunque se espera que su recuperación no se prolongue ya que, además, la monarca cuenta con la pauta completa de vacunación.

Isabel II es la última persona de su familia que ha confirmado su contagio. Lo ha hecho poco después de que se revelara el positivo del príncipe Carlos y el de Camilla Parker, con quien, por cierto, la soberana acaba de tener un destacable detalle, al anunciar que su deseo es que se convierta en reina consorte llegado el momento.

Camilla Parker
Camilla Parker con la Reina Isabel en Ascot.  / Gtres

A pesar de que se rumoreó que pudo ser el príncipe Carlos el responsable del contagio de la Reina, lo cierto es que varios miembros del personal de Windsor también han dado positivo. Lo que no se conoce es el origen del brote, ya que cualquiera que visite a la Reina tiene que someterse a un test.

Más allá de los Windsor, también en las últimas semanas varios royals europeos han dado positivo, como la Reina Margarita de Dinamarca o el Rey Felipe de Borbón. Ambos ya se encuentran recuperados y han retomado su actividad institucional.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias