POSIBLE VIAJE

El príncipe Harry pone contra las cuerdas al Gobierno: un nuevo frente para la Reina Isabel

Ver vídeo

No hay tranquilidad para los Windsor. Después de que la semana pasada fuera el príncipe Andrés quien acaparara titulares tras confirmarse que se enfrentará a la Justicia norteamericana por la demanda de Virginia Giuffre, ahora le ha tocado el turno, otra vez, al príncipe Harry. El duque de Sussex lleva varios meses sin pisar suelo británico y ha decidido que va a emprender acciones legales contra el Gobierno después de que se haya anunciado la eliminación de su seguridad policial en el Reino Unido.

Harry y Meghan/Gtres
Harry y Meghan en una imagen de archivo. /Gtres

El equipo legal del príncipe Harry ha escrito una carta al Ejecutivo de Boris Johnson en la que manifiestan la intención del Duque de buscar una revisión judicial si el Gobierno no cambia de opinión y permite que él y su familia dispongan de seguridad continua durante el tiempo que estén en el Reino Unido.  Según los representantes del príncipe Harry, la posibilidad de que el Duque y su familia regresen al Reino Unido está en el aire, ya que “supone un riesgo personal demasiado grande”. Al parecer, el hijo menor del príncipe Carlos fue protagonista de un incidente el pasado verano, cuando visitó Londres para la inauguración de una escultura en memoria de su madre, Diana de Gales. Según se ha revelado, el día antes del acto, “su seguridad se vio comprometida debido a la ausencia de protección policial” cuando un grupo de paparazzi le siguieron a la salida de un evento. Una situación que, sin embargo, no ocurrió en el funeral del duque de Edimburgo, cuando sí contó con protección policial oficial.

La Reina Isabel con un traje rojo / Gtres
La Reina Isabel con un traje rojo. / Gtres

La salida de los duques de Sussex de la familia real en enero de 2020 supuso la finalización de sus actividades como representantes de la Corona y el inicio de una nueva vida lejos de Londres, primero en Canadá y más tarde en California. Ellos mismos manifestaron que su intención era ser económicamente independientes y no tener que estar bajo el paraguas financiero de ‘La Firma’. De hecho, Harry y Meghan son los encargados de sufragar todos sus gastos en California, incluidos los de seguridad, después de que Donald Trump se negara a prestarles protección. No obstante, aunque el Duque ha asegurado que está dispuesto a pagar los costes derivados de la protección de su familia durante una próxima estancia en el Reino Unido, ha recalcado que “otras personas que han dejado un cargo público y tienen un riesgo de amenaza inherente reciben protección policial sin costo alguno para ellos”.

A pesar de esto, la situación de Harry en el Reino Unido es diferente a la de Estados Unidos, ya que en Londres necesitaría tener acceso a información a la que solo tienen acceso los servicios de inteligencia, fundamentales para estar a salvo. Por el momento y, hasta que las cosas cambien, el duque de Sussex no tiene intención de regresar a Londres.

Meghan Markle y el príncipe Harry
Meghan Markle y el príncipe Harry andando en Nueva York. / Gtres

No hay que olvidar que, aunque ya no ejerza tareas de representación para la Corona, el príncipe Harry sigue siendo el sexto en la línea de sucesión al trono y, por tanto, hay un riesgo inherente a su persona y hacia su familia. No se ha confirmado si la Reina está al tanto de esta decisión por parte de su nieto, aunque cabe esperar que sí, sobre todo porque es casi seguro que, tras los últimos acontecimientos, la monarca tenga deseos de poder conocer a su nueva bisnieta y ver en persona al pequeño Archie. Algo que solo ocurrirá si Harry logra sentirse seguro en la que durante tantos años fue su casa.

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias