CRISIS SANITARIA

Máxima y Guillermo piden perdón tras la última polémica: «estamos implicados, pero no somos infalibles»

Los reyes de Holanda están viviendo unos meses complicados debido a una serie de polémicas en las que se han visto implicados por su actitud en relación con la pandemia, así como otras cuestiones relacionadas con su tren de vida.

Los reyes de Holanda no levantan cabeza. Después de la fuerte polémica que ha provocado que Máxima y Guillermo ignoraran las instrucciones del Gobierno en cuanto a viajes al extranjero y decidieran marcharse a finales de la semana pasada unos días a su casa de Grecia, ahora son sus hijas las que están en el punto de mira. Tal como ha podido confirmar en exclusiva el diario RTL Nieuws, las princesas Amalia (16) y Alexia (15) no regresaron de inmediato a Holanda el sábado con sus padres, después de que el primer ministro confirmara que se habían marchado, sino que han permanecido en Grecia hasta ayer por la tarde. Desde el propio Ejecutivo han confirmado esta información, según la cual las dos hermanas llegaron ayer en torno a las 20:30 al palacio de Huis Ten Boch, donde les esperaban sus padres y su hermana pequeña.

El motivo detrás de este viaje no es otro, según las autoridades, que la falta de billetes disponibles en el momento en el que la Familia Real decidió regresar a La Haya. Por esto se decidió que la pequeña de las princesas viajara con sus padres el mismo sábado mientras que Amalia y Alexia lo hicieron ayer.

Máxima y Guillermo de Holanda
La Familia Real de Holanda se encuentra de nuevo en el centro de la polémica por su conducta poco adecuada a nivel privado en estos complicados momentos para todo el mundo /Gtres

El viernes por la tarde se desató una oleada de críticas cuando se supo que los Reyes y sus hijas se encontraban de vacaciones fuera de las fronteras de Holanda. Críticas que provocaron que desde la Casa Real se emitiera un comunicado para anunciar la precipitada vuelta. Sin embargo, pese a lo que en principio pueda parecer, la Familia Real no incumplió las normas. Por un lado, el Primer Ministro era consciente de este desplazamiento a Grecia y no se opuso al mismo y, por otro, la casa del Rey en Grecia se encuentra en ‘zona amarilla’, de manera que no es de alto riesgo y están permitidos los viajes allí. Lo que ocurre es que desde el Gobierno se insistió en que no era recomendable abandonar el país, por lo que este viaje ha sido visto como una conducta irresponsable por parte de la Familia Real, que se suma a la serie de acontecimientos de los últimos meses que han minado su popularidad.

Aunque desde la Casa Real se ha asegurado que las princesas Alexia y Amalia de Holanda no pudieron volar con sus padres porque no había sitio suficiente en el avión, lo cierto es que esta respuesta ha generado desconfianza, sobre todo porque es poco probable que dadas las circunstancias actuales no quedaran plazas disponibles y además, han tardado varios días en regresar.


Esta mañana, desde su residencia de Huis Ten Bosch, los Reyes grababan un mensaje en forma de vídeo en el que aclaraban algunos de los puntos de la polémica: «Estamos muy afectados por haber roto vuestra confianza. Aunque el viaje cumplía con la normativa, fue muy imprudente por nuestra parte no tener en cuenta el impacto de las nuevas restricciones», ha dicho el monarca. «Seguiremos trabajando para acabar con el coronavirus, para que todo el mundo pueda retomar su vida normal. Eso es ahora lo más importante. Estamos involucrados, pero no somos infalibles».

Máxima
Máxima de Holanda retoma hoy su agenda oficial / Gtres

Está previsto además que hoy la reina Máxima de Holanda retome su agenda oficial, con un clima poco favorable después de los recientes acontecimientos, aunque seguramente hayan conseguido mejorar la situación con esta disculpa.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias