Letizia y Sofía: dos reinas y dos despachos muy diferentes

Hace muchos meses que el teletrabajo llegó a la vida del rey Felipe y la reina Letizia y ahora lo ha hecho a la de doña Sofía. La madre de Felipe VI ha tenido una reunión desde la sala en la que trabaja, llena de detalles.

La reina Sofía y la reina Letizia
La reina Sofía y la reina Letizia tienen gustos muy diferentes / Gtres

Una de las cosas que ha dejado la etapa del coronavirus y, por lo tanto, del distanciamiento físico es que se ha potenciado la posibilidad de trabajar. No solo en puestos de oficina, también para los miembros de la Casa Real. Durante el año pasado ya se pudieron ver los rincones que los reyes Felipe y Letizia utilizan para organizar su trabajo y preparar las muchas reuniones que tienen semanalmente, y este martes lo ha vuelto a hacer la reina Sofía. A pesar de la polémica que en estos días rodea a sus dos hijas, las infantas Elena y Cristina, por haberse vacunado en Abu Dabi durante una visita a su padre, la reina emérita ha optado, como el esto de la familia, con continuar con su día a día y seguir trabajando.

reina Sofía
El despacho de la reina Sofía es de corte clásico / Gtres

Durante su reunión telemática con la Junta de Patronos de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, en la que tiene el cargo de Presidenta de Honor, se pudieron ver algunos detalles de su despacho, una zona de palacio en la que seguro pasa muchas horas y en la que se ven reflejados algunos de su gustos. Lo que más llama la atención es la gran mesa redonda, decorada con un mantel azul, que tiene para trabajar con total comodidad y en la que fácilmente podría reunirse con media docena más de personas. En esta ocasión, doña Sofía se encontraba sola en la habitación, teniendo espacio más que suficiente para colocar todo lo que necesitaba para la cita: documentos, gel hidroalcohólico, una vaso con agua, su teléfono móvil, una mascarilla de color negro y una agenda con tapas de piel.

reina Sofía
La mesa de su despacho es tan amplia que caben varias personas / Gtres

A su izquierda, un gran ventanal que parece tener en ancho de la pared por el que, a través de sus cortinas verdosas, entra la luz del jardín de la Zarzuela. Pero no solo las cristaleras dotan a la estancia de una gran luminosidad, también el color de sus paredes, de un suave tono crema que también apunta al gusto clásico de doña Sofía. Justo enfrente de ella, una gran televisión (dotada con videocámara) con la que realiza sus reuniones y, detrás del aparato, un gran árbol genealógico -desvelado en otras de sus reuniones- tan grande que no se distingue quienes son sus protagonistas, pero es probable que se trate de su propia familia.

reina Sofía
Detrás del televisor, un gran árbol genealógico / Gtres

En las imágenes más recientes se puede observar lo que se encuentra tras ella: un cuadro que representa el Palacio Real de Aranjuez, decorado con un doradísimo marco, y una mesa auxiliar en que hay varios objetos: un reloj dorado, un libro, la figura de un barco y una urna de cristal. En definitiva, un despacho muy clásico en el que la Reina parece estar muy cómoda y en el que tiene espacio de sobra para organizar su día a día.

Doña Letizia, un despacho en blanco y muy sencillo

doña Letizia
Por el contrario, el despacho de doña Letizia es muy blanco / Gtres

En el otro lado de la balanza se encuentra su nuera, la reina Letizia, cuyo despacho no tiene nada que ver. En el suyo el color protagonista es el blanco, presente en las paredes, la mesa, las sillas, la puerta, las cortinas, los cuadros… Todo muy moderno, puro y limpio. Además, gracias a esta elección de colores el despacho es de lo más luminoso. Y si la reina Sofía tiene un gran árbol genealógico y muchos objetos de decoración, su nuera solo tiene cuadro blancos asépticos, ni fotografías, ni retratos personales.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias