JORNADA IMPORTANTE

Ingrid de Noruega refuerza su papel en el Día Nacional más atípico

La hija mayor de Mette Marit se ha convertido en la gran protagonista de las celebraciones del Día Nacional

Ver vídeo

El día 17 de mayo se celebra una de las jornadas más importantes para Noruega. En todo el país se ha conmemorado el Día Nacional, marcado este año por las restricciones de esta nueva normalidad. Una jornada festiva a la que no han faltado los miembros más destacados de la familia real, que han disfrutado de una entrañable reunión.

La hija de los príncipes Haakon y Mette  Marit, la princesa Ingrid se ha convertido en la gran protagonista del día. Las celebraciones han comenzado a primera hora de la mañana en casa de los Príncipes en Skaugum. Haakon y Mette Marit, en compañía de sus hijos, han participado en un breve acto en Asker, antes de dirigirse al Castillo de Oslo. No han faltado sus mascotas, Milly Kakao y Muffins Kråkebolle, a los que la familia adora y ha querido que esté presente en esta especial celebración.

En torno a las 12:00 de la mañana, la familia real al completo se ha asomado al balcón para entonar el himno nacional. Para esta especial ocasión, la princesa Ingrid ha lucido el bunad que le regalaron los Reyes con motivo de su Confirmación en el verano de 2019, a la que asistió el rey Felipe, ya que es padrino de la futura reina.

Ante la complicada situación de salud que arrastra en los últimos meses el rey Harald, que se suma a la de la propia Mette Marit, son muchos los que ven en el tándem Ingrid-Haakon a los representantes perfectos del futuro de la institución, a pesar de que la joven princesa solo tiene 17 años. Lo que está claro es que Ingrid es el mejor baluarte para La Corona de cara al futuro.

Una vez finalizado el himno, los Reyes y los Príncipes se han dirigido a algunos de los distritos de Oslo para poder saludar a la gente. Este año, al igual que el pasado, el rey Haral y la reina Sonja han salido del Palacio Real en el icónico coche que condujo el Rey Haakon VII el 7 de junio de 1945, cuando la familia real regresó a Noruega después de la Guerra Mundial. II. El año pasado, el príncipe Haakon y la princesa Mette Marit condujeron un Lincoln Continental modelo 1966 en el A5, el que se conoce como coche de las bodas.

Las celebraciones han terminado a bordo del yate real “Noruega” en el fiordo de Oslo, donde ha tenido lugar un desfile de barcos. Una vez concluido, la familia real se ha trasladado hasta su residencia de verano en las afueras de la ciudad de Tønsberg.

Aunque no han estado presentes en las celebraciones oficiales, la princesa Marta Luisa y sus hijas también han querido festejar esta importante jornada y han dado muestras de ello en sus perfiles en redes sociales.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias