TRAS LOS ESTRAGOS DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

La última oportunidad de Ernesto de Hannover: ingresado en una clínica para recuperar su salud

Misterio resuelto. Ernesto de Hannover ha reaparecido casi cuatro meses después de la celebración del juicio en la Corte Regional de Wels en Austria en el que se le acusaba de un presunto delito de agresiones y amenazas en estado de embriaguez. Un proceso por el cual el marido de Carolina de Mónaco se enfrentaba a tres años de prisión que finalmente han quedado en diez meses en libertad condicional, además de otras medidas entre las que se encuentra la prohibición de residir en el pabellón de caza en el que ocurrieron los hechos por los que se le ha juzgado. Una situación que, junto al hecho de que Hannover mantiene una tensa relación con sus hijo mayor, le han dejado en una posición delicada.

Ernesto de Hannover
Ernesto de Hannover en una imagen de archivo / Gtres

A la espera de decidir cuál será su lugar de residencia de manera definitiva, el jefe de la Casa Güelfa se ha tomado un descanso. Y lo ha hecho en uno de los ‘hoteles de salud’ más exclusivos del mundo. Tal como ha revelado la revista Bünte, Hannover lleva algunos días en Vivamayr, ubicado en la idílica zona de Altaussee, en Austria.

El Príncipe viajó a Vivamayr en junio en compañía de su chófer y se registró en el centro. Un lugar dedicado al bienestar en todos los aspectos en el que la jornada comienza a las 6:30 de la mañana con una bebida que ayuda a depurar el organismo y continúa con una serie de tratamientos y actividades que promueven el bienestar general. Sin duda, un cambio radical en la rutina del todavía cuñado de Alberto de Mónaco.

El hotel es un punto de encuentro habitual para personalidades de todo el mundo que quieren hacer una cura de desintoxicación a varios niveles. Kate Moss, los miembros de Rolling Stones, Suki Waterhouse, Elizabeth Hurley, Karlie Kloss o Rebel Wilson son algunas de las figuras que han disfrutado de sus programas, con precios que superan los 5000 euros por semana.

Aquí, en lugar de servirse cócteles, la especialidad son las infusiones de vitaminas y antiedad. Aunque son muchos los pacientes que ingresan para perder peso, este no es el caso del Príncipe, que está extremadamente delgado. Los últimos datos apuntan a poco más de 40 kg, con 1,82 metros de estatura. Una cifra alarmante, sobre todo cuando en su mejor época, Hannover llegó a pesar 92 kg.

Durante su estancia en el centro, el Príncipe ha concedido una entrevista a la periodista alemana Natascha Groß que, curiosamente se encontraba también en el centro. Unas declaraciones que el portal RTL ha emitido y en las que se ve a Hannover con aspecto ligeramente más saludable y en actitud muy amable con la reportera, a pesar de que no es habitual que el Príncipe hable con los medios. En una de las mesas de la terraza del hotel, ambos han conversado sobre su estancia: “la mayoría de la gente está aquí para adelgazar, yo estoy para lo contrario”, ha asegurado. El aristócrata ha dicho que se encuentra bien y que está contento de estar en el centro: “es maravilloso, aquí conoces gente agradable, empleados y muy buen personal médico”, ha concretado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Natascha Größ (@nataschagroess)

Vivamayr es un lugar discreto, elegante y tranquilo que ofrece a sus huéspedes la privacidad que muchos buscan cuando hacen este tipo de tratamientos. Ernesto no goza de ningún tipo de privilegio mientras se encuentra en el centro, sino que espera pacientemente su turno para someterse a cada uno de los tratamientos.  El Príncipe ha recibido algunas visitas durante su estancia, como amigos, su peluquero, o su hijo menor, Christian, que viajó desde Madrid, según apunta Bunte.

Hannover ha comentado que está haciendo una dieta normal, pero que aprovecha para ir a comer a los restaurantes de la zona, aunque reconoce que es algo que está prohibido en este tipo de centros: “en realidad, comer está estrictamente prohibido durante una «cura FX Mayr». Sin perder su sentido del humor, el todavía marido de Carolina de Mónaco ha dicho que podría hacer de modelo: “estoy más delgado que nadie, pero tengo que construir músculo”. Eso sí, parece que, poco a poco, va consiguiendo resultados: “ya he aumentado más de dos kilos”.

El Príncipe ha recibido la visita de su hijo menor / Gtres

Sin embargo, según recalca la revista Bunte, a pesar de que ahora parece contento, al principio no le resultó tan fácil. De hecho, apenas el segundo día de su llegada, se desplazó hasta  el cercano «Romantik Hotel Seevilla» pero, ante la imposibilidad de disfrutar de una velada allí porque había un evento, se marchó hasta la cercana «Panadería Maislinger», donde se tomó un par de cervezas y un trozo de tarta. Una actitud que contradice las normas del propio centro, así como las disposiciones del tribunal, que le ha prohibido beber alcohol.

Aunque no se sabe hasta cuándo estará en este lugar, lo cierto es que el hotel se encuentra a apenas una hora y media de su hasta ahora residencia -donde no se puede acercar según la sentencia-. Se trata de una zona que comparte el mismo entorno idílico al que está acostumbrado el aristócrata y que, además, le recuerda algunas de las etapas más tranquilas de su vida. Los programas están pensados para un período de diez días, tras los cuales el paciente debería recibir el alta. Sin embargo, el aristócrata no ha alcanzado todavía el objetivo previsto.

Un centro exclusivo

Vivamayr ofrece un programa de salud único, 100% adaptado a las necesidades individuales de cada paciente, que busca mejorar su calidad de vida. Ubicado en un lugar privilegiado a la orilla de un lago, el centro ofrece atención médica diaria y una supervisión constante para apoyar el proceso de limpieza y renovación. Se recurre a una combinación de diagnósticos tradicionales, terapias según el Dr. FX Mayr y métodos médicos complementarios modernos.


El objetivo primordial está orientado hacia la salud personal. Los diferentes programas médicos sientan las bases necesarias para que cuerpo mente mejoren la calidad de vida. La competencia médica y el enfoque holístico permiten tratar diferentes cuadros clínicos.

El concepto de salud Vivamayr es único en el mundo. Trabajan con la última tecnología y métodos científicos innovadores basados ​​en los hallazgos tradicionales de FX Mayr: la combinación perfecta para la salud individual. Los principios fundamentales del concepto de salud del centro incluyen el diagnóstico y el tratamiento individual y holístico. Se combinan cuatro elementos fundamentales: un concepto de salud y nutrición personalizado e individualizado, medicina Mayr moderna, tecnología médica innovadora y apoyo de por vida. La atención se centra en la nutrición, el ejercicio y la fortaleza mental. Aunque Ernesto de Hannover se encuentra en el centro de Austria, hay otros en diferentes partes del mundo.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias