Triste noticia

Discreto y emotivo: así ha sido el último adiós a la princesa Marie de Liechtenstein

Marie Liechtenstein/Gtres
Marie Liechtenstein/Gtres

La Casa Principesca de Liechtenstein está de luto tras la muerte de la princesa Marie, fallecida el pasado 21 de agosto a los 81 años después de haber sido ingresada a consecuencia de un derrame cerebral. Este sábado ha tenido lugar el funeral, una ceremonia de Estado tal y como informó la prensa del Principado. Tras siete días de luto oficial, la esposa de Hans Adam II ha sido despedida en la catedral de Vaduz. El acto religioso ha estado marcado por las restricciones sanitarias impuestas para frenar la expansión del coronavirus. Además, por las dimensiones del templo de estilo neogótico, tan solo han podido estar presentes sus familiares más cercanos, autoridades y representantes de varias casas reales europeas como la Reina Sofía, quien también acudió a la boda del príncipe reinante.

 

Vestidos de riguroso negro, sus allegados la han estado velando a las horas previas de la celebración de la misa. La Princesa tenía cuatro hijos: el príncipe heredero y regente Alois el príncipe Maximiliano el príncipe Constantin y la princesa Tatiana, quienes han estado sentados en los primeros bancos durante el funeral.

Se han vivido momentos muy especiales para darle el último adiós a Marie. Uno de ellos ha sido cuando uno de sus nietos, ha hecho una lectura en su honor. Durante su intervención, se ha podido ver que estaba visiblemente emocionado al tener que decir un adiós definitivo a su querida abuela.

El funeral ha sido celebrado en la intimidad con los familiares y allegados a la Princesa./Volksblatt.it
El funeral ha sido celebrado en la intimidad con los familiares y allegados a la Princesa./Volksblatt.it

En el altar han colocado una foto de Marie de Liechtenstein junto a su féretro, donde ya descansan sus restos mortales. El ataúd ha estado cubierto por una bandera bicolor de la Casa Liechtenstein y varios adornos florales donde ha predominado el color amarillo. Su marido, el príncipe Hans Adam, ha colocado unas rosas rojas, símbolo de su amor eterno.

Una fotografía de Marie Liechtenstein ha estado presente en el entierro de Estado./Volksblatt.it
Una fotografía de Marie Liechtenstein ha estado presente en el entierro de Estado./Volksblatt.it

La misa ha estado oficiada por el arzobispo Wolfgang Haas, sin embargo, no han podido verla más invitados porque no ha estado abierta al público por cuestiones de espacio. Es por ese motivo por el cual ha sido retransmitida en directo por la cadena pública.

Por otro lado, aquellos ciudadanos que han querido despedirse de la Princesa, lo pudieron hacer desde el jueves, cuando el ataúd de la madre de Tatiana de Liechtenstein llegó a la catedral hasta este viernes a última hora de la tarde. También se podían dejar escritas unas palabras en un libro habilitado para ello. Una vez ha finalizado el acto, la esposa del príncipe reinante descansará en la cripta principesca del templo, al igual que el resto de miembros de la Familia Real.

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias