LA MONARQUÍA DEL FUTURO

Debate en Noruega por una importante decisión que afecta al futuro de la ahijada de Felipe VI

Ingrid de Noruega
Ingrid de Noruega en una imagen de archivo / Gtres

Tiene todavía diecisiete años pero su futuro se ha convertido en el centro de un curioso debate. Ingrid de Noruega está llamada a ser algún día la reina del país, aunque ese momento se antoja todavía muy lejano. No en vano, a pesar de la avanzada edad de su abuelo -y de su delicada salud-, lo cierto es que el rey Harald no parece tener intención alguna de abdicar. A esto hay que sumar que su padre, el príncipe Haakon es el sucesor inmediato y tiene una larga vida por delante.

Ante esta situación, parece que son varias las décadas que aún le esperan a la Princesa quien, por cierto, es ahijada de Felipe VI, para ostentar la jefatura del Estado. Sin embargo, a pesar de esto, en los últimos días, en el país nórdico se ha abierto una peculiar discusión que afecta de manera directa a la heredera.

Ingrid Alexandra
La princesa Ingrid de Noruega en una imagen de archivo con su padre / Gtres

A pesar de que en el entorno royal la igualdad entre hombres y mujeres es una realidad en la mayoría de los países, todavía hay zonas en las que se mantiene la prevalencia del hombre sobre la mujer en cuestiones de derechos al trono -como es el caso de Mónaco o de España- o que incluso descartan la posibilidad de que una mujer ostente la jefatura del Estado -caso de Japón-. Al margen de esto, lo cierto es que la mayoría de monarquías se rigen por el orden de nacimiento aunque, curiosamente, cuando es una mujer la que ostenta la titularidad, a su esposo no se le otorga el título de rey consorte, a diferencia de lo que ocurre cuando se trata de una reina consorte. Tal ha sido el caso, por ejemplo del príncipe Felipe de Edimburgo o del príncipe Henrik de Dinamarca, quienes se quejaron de manera insistente a lo largo de sus vidas de no tener el título de rey. Mismo caso el del marido de la actual princesa Beatriz de Holanda.

Ingrid de Noruega
Ingrid de Noruega en una imagen con su familia / Gtres

Una cuestión que, por remota que se antoje, ya se está planteando de cara al futuro de la princesa Ingrid. En Noruega, desde la década de 1990, mujeres y hombres ya tienen los mismos derechos en la línea de sucesión, algo que antes no ocurría y motivo por el cual la princesa Marta Luisa no es la heredera actual al trono.

Ha sido la columnista Kristin Storrusten del diario Aftenposten quien ha abierto el debate a través de un artículo publicado en el periódico. Un texto en el que plantea las dudas sobre el título que podría recibir el futuro marido de la Princesa cuando esta se convierta en reina. Y es que, siguiendo el ejemplo del resto de Europa, los maridos de las jefas de Estado no han recibido título de rey, lo cual no parece muy justo si se compara con las esposas de los monarcas, que sí son consideradas reinas.

Ingrid de Noruega
Queda aún mucho para que Ingrid suceda a su abuelo / Gtres

Hasta ahora, la pregunta no ha sido relevante en Noruega. La única gobernante del país, la reina Margarita I (1353-1412), ya era viuda cuando ascendió al trono, de manera que la cuestión no tenía trascendencia. No obstante, la llegada de Ingrid sí que sentará precedente. Según la Constitución, no es incompatible un rey consorte junto a una reina reinante, sino que especifica que la monarquía está dirigida por una reina si es una mujer la que hereda el trono, no que su marido como rey pueda tener un rango superior. Así las cosas, llegado el momento, Ingrid tendrá la capacidad de reescribir la Historia sentando a su lado a un rey en lugar de a un príncipe consorte.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias