Paréntesis

Charlene de Mónaco anuncia una inesperada e inquietante decisión

Charlene de Monaco/Gtres
Charlene de Monaco/Gtres

Parecía que el regreso de Charlene a Mónaco iba a calmar las turbulentas aguas que se vivían en el Principado, pero nada más lejos de la realidad. Los rumores acerca del estado real de la Princesa no cesan y el último movimiento de los Grimaldi no hace otra cosa que aumentarlos. El Príncipe Soberano y su mujer han querido hacer pública su última decisión, relacionada directamente con la salud de la esposa de Alberto II.

En un comunicado oficial emitido a la prensa se esgrime que: «Sus Altezas Serenas han acordado juntas que un período de calma y descanso era necesario para la buena recuperación de la salud de la princesa Charlene».
Se alude a que «su carrera médica ha sido muy difícil en los últimos meses, y que la estancia de varias semanas a su vuelta a Mónaco le permitirán recuperarse completamente».

La preocupación en torno a su estado es real puesto que en el escrito divulgado se habla de «un estado general de fatiga profunda». Es por eso que han tomado una determinación: «Para preservar la tranquilidad esencial de la Princesa y para la mejora de su salud, el lugar de convalecencia de Charlene será «estrictamente confidencial». Es decir, no se informará de en qué punto se encuentra residiendo para así evitar que se agolpen medios de comunicación a las puertas de su casa. Cero exposición para sanarse completamente.

Charlene
Charlene de Mónaco y su familia / Gtres

En este sentido, las últimas informaciones aparecidas en el Principado hablaban de que la exdeportista se estaba alojando en solitario, en un piso construido sobre una antigua fábrica de chocolate. Un apartamento para Charlene, ubicado a tan solo 300 metros de palacio, pero que ha servido como acicate de quienes sostienen que su matrimonio pasa por un mal momento.

Las consecuencias del parón de Charlene

¿Qué efectos inmediatos puede tener el paso al lado que ha dado la exnadadora? Tanto ella como su marido lo cuentan en el comunicado oficial: «Ante esta situación, la pareja principesca anuncia que la princesa
Charlene lamentablemente no podrá participar este año en las festividades del Día Nacional -19 de noviembre- junto a su familia».  Además, añaden que «tan pronto como su salud lo permita, será con alegría que la Princesa compartirá una vez más momentos de convivencia con los monegascos».

Charlene de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres
Charlene de Mónaco, pensativa / Gtres

Por último, se finaliza con un ruego: «Durante este período de transición, la pareja principesca pide que respetemos su vida privada y su entorno familiar. La sobre la recuperación de Princesa se comunicará en las próximas semanas y antes de las vacaciones de Navidad», concluye.

Cabe destacar que las únicas manifestaciones tras su vuelta de Sudáfrica fueron unas discretas palabras en su cuenta de Instagram en las que daba las gracias por «mantenerme fuerte». Da la sensación de que Charlene de Mónaco ha tocado fondo, necesita un descanso y se ha puesto como objetivo volver en los festejos navideños ya recuperada. ¿Lo conseguirá?

Lo último en Casa Real

Últimas noticias