INESPERADO

Carolina de Mónaco: lo que podría esconder su nuevo cambio de look

La princesa de Hannover no ha querido perderse el primer acto cultural en la recién estrenada Plaza del Casino de Montecarlo, en uno de los años más complicados a nivel general debido a la crisis sanitaria.

2020 está siendo un año muy convulso en todos los ámbitos debido a la crisis provocada por el coronavirus. Una nueva realidad a la que las distintas familias reales se han enfrentado a través de estrategias varias. En Mónaco por ejemplo, el príncipe Alberto, uno de los primeros en comunicar públicamente su positivo en covid-19, redujo el presupuesto de palacio hasta en un 40 % para mitigar la crisis económica y una vez recuperado, se ha implicado al máximo para intentar que el Principado vuelva a la normalidad. Una tarea en la que ha contado con el apoyo de su esposa, Charlene, y sus sobrinos, pero también sus hermanas, las princesas Estefanía y Carolina de Mónaco, esta última en menor medida.

 

Y es que los últimos meses, la todavía esposa de Ernesto de Hannover -de iure, no de facto-, apenas se ha dejado ver en contadas ocasiones, hasta el punto de que se llegó a rumorear sobre si se encontraba bien. La última de ellas hace apenas unos días. Carolina no faltó al primer evento que se celebra en la nueva Plaza del Casino, una cita en la que rivalizó en estilo con su nuera, Beatrice Borromeo y en la que llamó la atención su cambio de look.

View this post on Instagram

S.A.S. Prince Albert II, S.A.R. la Princesse de Hanovre, accompagnés des membres de la Famille princière ont assisté, ce samedi 19 septembre en soirée, à un concert exclusif en plein air de Cecilia Bartoli et les Musiciens du Prince-Monaco. Organisé par la Société des Bains de Mer et l'Opéra de Monte-Carlo, ce concert est le tout premier événement culturel se déroulant sur la nouvelle Place du Casino dont l'esplanade a été rénovée au printemps dernier. Cette nouvelle configuration ouverte et modulable permet désormais d'accueillir de telles manifestations publiques. Durant presque 1h30, la mezzo-soprano italienne a interprété, sous la direction du Chef d'Orchestre Gianluca Capuano, les plus grands airs de Charpentier, Händel, Rossini ou bien encore Barberis devant 200 invités. Crée en 2016 à l'Opéra de Monte-Carlo avec le soutien de S.A.S. le Prince Souverain et de S.A.R. la Princesse de Hanovre, les Musiciens du Prince-Monaco réunis autour de Cecilia Bartoli les meilleurs musiciens internationaux sur instruments anciens pour constituer un orchestre baroque renouant avec la tradition des musiques de cour des grandes dynasties princières, royales et impériales à travers l’Europe des XVIIe et XVIIIe siècles. © Photos : Gaëtan Luci / Palais princier et Jean-Charles Vinaj / Monte-Carlo Société des Bains de Mer

A post shared by HSHMonaco🇲🇨 (@hshmonacoworld) on

La hija de Grace Kelly, a sus 63 años, sigue siendo una de las mujeres más elegantes del panorama internacional y es difícil competir con ella. A lo largo de los años, si hay algo que ha demostrado Carolina de Mónaco es su versatilidad y capacidad para reinventarse, adaptando las tendencias a sus propias necesidades. Sin embargo, parecía que en cuestiones capilares, la princesa de Hannover había encontrado en la media melena castaña con ligero volumen en las puntas, el peinado perfecto para cualquier estilismo. Al menos, así era hasta ahora.

A pesar de la mascarilla que ocultaba gran parte de su rostro -en negro y con la enseña monegasca-, Carolina ha sorprendido dando luz a su cabello con un tono más claro de lo habitual. La Princesa ha dejado el castaño que le echaba años encima y ha apostado por un favorecedor tono miel, casi rubio, que le favorece mucho.

Carolina de Mónaco: lo que podría esconder su nuevo cambio de look
Carolina de Mónaco, el pasado mes de junio en Montecarlo / Gtres

Aunque es cierto que en los últimos años apenas ha experimentado con su cabello, sí hubo un tiempo en que arriesgaba más en sus looks, apostando por cortes llamativos, accesorios y recogidos que la ponían siempre en el punto de mira. Eso sí, darle un tono tan claro a su melena es toda una novedad. Lo que hay que tener en cuenta es que cada vez que ha empezado una relación amorosa, su cabello parece haber experimentado un cambio, salvo en el caso de su relación con Stefano Casiraghi. Llamativo en su historia con Junot y leve con Hannover, pero puede que ahora, este nuevo tono sea indicativo de novedades en la vida de la Princesa. ¿Quizás tenga alguna noticia que darnos?.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias