un momento delicado

En familia y con sabor agridulce: Carlos afronta su primera Navidad sin la Reina Isabel

Rey Carlos
El Rey Carlos en una imagen de archivo. / Gtres

El Rey Carlos y el resto de miembros de la Familia Real Británica afrontan su Navidad más agridulce. Una etapa complicada en la que se mezclan la tristeza y la ilusión. La alegría de celebrar -casi- todos unidos, con el recuerdo de la Reina Isabel siempre presente, pero con el ‘fantasma’ de las polémicas en el aire, sobre todo, por lo que respecta a los duques de Sussex.

Duques de Sussex / Gtres
El príncipe Enrique y Meghan Markle saludando / Gtres

Una Navidad que será diferente a las anteriores, pero solo en parte. A pesar de que el Rey Carlos tiene la intención de hacer varios cambios en la estructura de ‘La Firma’ -algunos de los cuales ya han comenzado-, lo cierto es que el monarca no quiere modificar algunas de las tradiciones. A este respecto, una de las cuestiones que el soberano va a mantener se refiere, precisamente, al lugar en el que se va a celebrar la Navidad.

Carlos
Vista general de Sandringham House en Norfolk. / Gtres

Después de los años marcados por la pandemia en los que la Reina Isabel no pudo festejar estas entrañables fiestas en uno de sus lugares favoritos, parece que este año, el Rey Carlos sí que quiere que la familia se reúna en la propiedad familiar de Sandringham. Una residencia que, junto con el Castillo de Balmoral, forma parte del patrimonio privado del Rey -heredado a través de su madre y de su abuelo- y en que tiene un significado especial para los Windsor. Más allá de que en el recinto de Sandringham pasó buena parte de sus últimos años el duque de Edimburgo, también fue allí donde falleció el Rey Jorge VI y donde la Reina Isabel siempre ha celebrado la Navidad, acudiendo el día 25 al tradicional servicio religioso en la Iglesia de St. Mary Magdalene.

Reina Isabel
La Reina Isabel en Sandringham celebrando su Jubileo. / Gtres

Aunque todavía no han trascendido muchos detalles sobre cómo va a ser la celebración de la Navidad, se espera que Carlos continúe con muchas de las tradiciones que llevaba a cabo su madre. Esto significa que habrá una cena el día 24 de diciembre, después de la cual la Familia Real se intercambiará los regalos, que suelen consistir en detalles con un toque de humor. El día 25 asistirán todos al servicio religioso en Norfolk, que volverá a la normalidad tras la pandemia. Es en esta misma fecha cuando se emitirá el mensaje de Navidad del Rey, que se espera especialmente simbólico este año.

Duques de Cambridge
El Rey Carlos con sus hijos y sus nueras en una imagen de archivo en Norfolk. / Gtres

No se sabe quiénes serán los asistentes a la celebración pero, más allá de los príncipes de Gales y sus hijos, cabe esperar a los condes de Wessex y a sus hijos y a la princesa Ana y a su familia. Quienes no estarán son los duques de Sussex, aunque, se sabe que habrá intercambio de regalos entre Enrique y Guillermo y sus hijos, a pesar de toda la polémica de los últimos meses. Sin duda, una Navidad complicada para el nuevo Rey, al que parece que no le dan tregua para poder disfrutar de un cargo que lleva más de medio siglo esperando.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias