CRISIS EN LA CORONA

Carlos de Inglaterra esquiva un nuevo escándalo

Ver vídeo

El 2021 sin duda no está siendo un año fácil para los Windsor. La primera familia de Reino Unido no levanta cabeza en medio de conflictos familiares y escándalos que salpican a algunos de sus miembros. El cisma generado por los duques de Sussex, la muerte del príncipe Felipe o la situación del príncipe Andrés son claros ejemplos de esta realidad que rodea a la institución, aunque hay otros escándalos de menor calado. No obstante, hasta ahora, el príncipe Carlos se había mantenido libre de polémicas, al menos de manera directa.

Príncipe Carlos
El príncipe Carlos y Michael Fawcett en una imagen de archivo / Gtres

Sin embargo, un nuevo frente salpica a la Corona. El director ejecutivo de la Fundación del Príncipe Carlos y su exayudante de cámara, Michael Fawcett, está siendo investigado por haber supuestamente fomentado que un millonario saudí recibiese un honor real, una de las más altas distinciones del Reino Unido: la de comendador honorario de la Orden del Imperio Británico. Además de esto, se apunta a que podría haber facilitado también que obtuviera la ciudadanía británica.

Según han publicado tanto el diario The Sunday Times como el Daily Mail, el magnate Mahfouz Marei Mubarak bin Mahfouz habría donado más de 1,5 millones de libras a ONGs vinculadas con la Casa Real británica poco antes de que se le otorgase la condecoración, además de varios miles de libras a personas cercanas al entorno del príncipe de Gales, supuestamente para que favoreciesen que se le otorgaras este reconocimiento. Unas afirmaciones que ponen en tela de juicio al hijo de la Reina Isabel, que se ha desvinculado de la trama.

príncipe Carlos
El príncipe Carlos se ha desmarcado del asunto / Gtres

En un comunicado emitido por Clarence House, se ha especificado que: «el príncipe de Gales no tiene conocimiento de la supuesta oferta de honores o ciudadanía británica a partir de la donación a sus organizaciones benéficas, y apoya plenamente la investigación que está llevando a cabo su fundación».

Por otra parte, el millonario también ha negado haber cometido ningún tipo de delito. Uno de sus portavoces ha asegurado que «no había tenido comunicación personal o directa para solicitar, influir o hacer arreglos con respecto a la ciudadanía o el título de caballero con Fawcett, o cualquier persona relacionada con Su Alteza Real el Príncipe de Gales o la Fundación del Príncipe». Además, ha recalcado que en ningún momento esperaba una recompensa por sus donaciones.

Por el momento, la investigación continúa su curso y habrá que determinar hasta qué punto está implicado Fawcett, que ha dimitido de manera temporal de su cargo en la fundación del Príncipe, donde ha ejercido responsabilidades desde el año 2018. Por su parte, el actual presidente de la institución, Douglas Connell, ha recalcado, que «Michael Fawcett apoya plenamente la investigación en curso y ha confirmado que ayudará a la investigación en todos los sentidos».

Este asunto se ha hecho público apenas unos días después de que algunos medios publicaran la noticia de que una donación de 100.00 dólares a distintos intermediarios podría asegurar una cena con el príncipe Carlos y pasar una noche en Dumfries House. Esta finca, ubicada en Escocia, es la sede de su fundación y la adquirió en el año 2007 con la ayuda del gobierno con el objetivo de convertirla en una empresa autosuficiente que revitalizara la economía local. Curiosamente, en 2014, Bin Mahfouz asistió en Dumfries House a la inauguración de una fuente que lleva su nombre, y dos años después el heredero al trono le impuso la condecoración en una ceremonia privada en Buckingham.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias