crisis en Buckingham

Carlos de Inglaterra: al borde del cisma familiar por el futuro de la Corona

Ver vídeo

Han pasado varios meses desde que Felipe de Edimburgo falleciera en el Castillo de Windsor poco antes de cumplir los 100 años. Una devastadora noticia para toda la familia real pero, sobre todo, para la reina Isabel, que ha perdido a su gran apoyo durante los últimos 70 años. A pesar de que poco a poco la monarca ha ido retomando su agenda y haciendo frente con gran entereza a la nueva situación, lo cierto es que para ella ha sido un duro golpe del que va recuperando con el apoyo de su círculo más cercano.

Además del príncipe Carlos o los Cambrigde, si hay alguien que ha estado al lado de Isabel II en estos difíciles momentos son los condes de Wessex, en especial, Sophie Rhys Jones, con quien la soberana mantiene una relación muy cercana. No en vano, todo apuntaba a que serían ellos quienes en un futuro heredarían el ducado de Edimburgo. Sin embargo, parece que las cosas ya no están tan claras.

El príncipe Eduardo
El príncipe Eduardo, el menor de los hijos de Isabel II, esperaba recibir el título de duque de Edimburgo / Gtres

Y es que esta decisión no depende de la reina Isabel, ni siquiera de la voluntad del difunto príncipe Felipe, sino del príncipe Carlos. Hasta ahora, según había anunciado el Palacio de Buckingham en el año 1999, iba a ser Eduardo quien sucedería a su padre en este reconocimiento por acuerdo de todas las partes en una nueva creación del título. No obstante, unas recientes declaraciones del conde de Wessex han sembrado las dudas al respecto: “En teoría todo estaba bien, pero, por supuesto, dependerá de si el príncipe de Gales quiere o no, cuando se convierta en rey, así que habrá que esperar a ver”, dijo el hijo menor de la reina Isabel en una entrevista con la BBC por el que habría sido el centenario de su padre.

Y es que parece que Carlos de Inglaterra aún no tiene tomada la decisión sobre lo que ocurrirá con el título de su padre en el momento en el que él se convierta en rey y podría, por tanto, prescindir de otorgárselo a su hermano menor, de la misma manera que su intención parece ser reducir la familia real a su mínima expresión, esto es, dejar fuera a todo aquel que vaya más allá de su núcleo central. Una decisión un tanto polémica pero que viene justificada por una cuestión económica, para que no haya gastos no justificados en ‘La Firma’, que debe funcionar de una manera más eficiente según su criterio.

Carlos Inglaterra
Sin embargo, Carlos de Inglaterra aún no tiene tomada la decisión / Gtres

Algunas fuentes cercanas a él aseguran que no está dispuesto a otorgarle el título a los Wessex. Una decisión polémica ya que Eduardo es el único de los hijos de la Reina que no ostenta un ducado.  Por su parte, un portavoz de Clarence House ha querido zanjar las especulaciones con una respuesta oficial que ni confirma ni desmiente: “todas las historias de este tipo son especulaciones y aún no se ha tomado ninguna decisión. Sería inapropiado e irrespetuoso hacia la Reina hablar de asuntos que tengan que ver con el ascenso al trono de Carlos”.

El rey Jorge dejó establecido que el título revertiría al mayor de sus nietos tras su muerte. Esto convierte a Carlos en actual titular / Gtres

Fue el padre de la reina Isabel quien creó de nuevo el título de duque de Edimburgo para su yerno con motivo de sus esponsales con la princesa Isabel y dejó establecido que el título revertería al mayor de sus nietos tras su muerte. Esto convierte a Carlos en actual titular. En el momento en el que la Reina fallezca y el príncipe de Gales asuma el trono, todos sus títulos pasarán a la Corona, y tendrá la potestad de crearlos de nuevo como desee. Quizás entonces Eduardo no sea su mejor opción a pesar de que desde hace tiempo ha asumido numerosas tareas que en el pasado ejercía el marido de la reina Isabel. Una situación cuanto menos complicada que pondrá a la institución y a la familia en una tesitura muy difícil.

Un título con historia

El título fue creado por primera vez como dignidad de par de Gran Bretaña en 1726por Jorge I, que lo otorgó a su nieto el príncipe Federico, quien se convertiría al año siguiente en príncipe de Gales. A la muerte de Federico, el título fue heredado por su hijo el príncipe Jorge. Cuando el príncipe Jorge se convirtió en el rey Jorge III, en 1760, el título fue incorporado a la Corona y dejó de existir.

Cuatro años más tarde, en 1764, Jorge III creó una variante del título para su hermano más joven, el príncipe Guillermo, nombrándolo duque de Gloucester y Edimburgo. En 1805 fue heredado por el único hijo de Guillermo, el príncipe Guillermo Federico, quién murió sin descendencia masculina legítima, por lo que el título se extinguió.

El título fue creado por tercera vez en noviembre de 1947 por Jorge VI, quien se lo otorgo a su yerno el teniente Felipe Mountbatten / Gtres

La reina Victoria volvió a crear el título en 1866 para su segundo hijo, el príncipe Alfredo, esta vez en la dignidad de par del Reino Unido. Cuando Alfredo se convirtió en el soberano de los dos ducados alemanes de Sajonia-Coburgo y Sajonia-Gotha, en 1893, él y sus cinco hijos tuvieron que renunciar a sus títulos británicos, por lo que el título dejó de existir otra vez.

El título fue creado por tercera vez en noviembre de 1947 por Jorge VI, quien se lo otorgo a su yerno el teniente Felipe Mountbatten. A principios de ese año, Felipe había renunciado a sus títulos reales griegos y daneses junto con sus derechos al trono griego.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias